Los escarabajos varían mucho en tamaños y formas, pero también en los cuernos que crecen en sus cabezas y cuerpos de los machos de muchas especies.

La región media del cuerpo de los escarabajos, conocida como tórax, está dividida en tres segmentos, dos de los cuales tienen alas, mientras que el más cercano a la cabeza (donde se encuentran los cuernos) no tiene altas, pero ha sido reconocido como un punto de innovación evolutiva.

¿Están las alas relacionadas con los cuernos?

Respecto a ello, Yoshinori Tomoyasu, un experto en desarrollo de insectos en la Universidad de Miami en Oxford, Ohio, explica que los cuernos son una “novedad evolutiva”, un rasgo que apareció de manera repentina en estos animales y que no tiene ninguna conexión con una parte o estructura vieja del cuerpo.

Por su parte, Yonggang Hu, biólogo del desarrollo de la Universidad de Indiana en Bloomington, sospechaba que había un vínculoentre los cuernos y las alas de los escarabajos. Esta teoría surgió luego de descubrir que las trampas de ginebra, los órganos defensivos que presentan estos animales en forma de garra en su abdomen, crecen gracias a los genes de las alas.

¿Por qué nos provoca mordisquear y pellizcar a los bebés?

Reducir alas también reduce cuernos

Para comprar esta teoría, Hu y sus colegas manipularon genéticamente tres especies de escarabajos, cad una con un cuerno de tórax cuya forma iba desde una protuberancia que desaparece en la edad adulta hasta un cono estrecho y una cuña resistente.

La modificación consistió en diseñar fragmentos de ARN que encontrarían y destruirían genes específicos que se sabe juegan un papel clave en el desarrollo de las alas. Y cuando inyectaron dicho ARN a las larvas de escarabajo, notaron que al crecer las alas se redujeron e incluso ni siquiera aparecieron.

Y sorprendentemente, ocurrió de manera similar con los cuernos, que también fueron demasiado pequeños o no crecieron en ninguna de las tres especies evaluadas en esta modificación genética.

De este modo, los investigadores confirmaron que los genes del ala se activan en la etapa más temprana del crecimiento de los cuernos y que están relacionados. Pero una vez que aparece la protuberancia en el tórax, los genes del ala se apagan y un nuevo grupo de genes se encarga de desarrollar el cuerno.

Referencia:

Beetle horns evolved from wing serial homologs. https://science.sciencemag.org/content/366/6468/1004

Más en TekCrispy