Ben Affleck es conocido por explorar diferentes ramas de Hollywood, y es que ha pasado por ser actor, director y productor de un sin fin de proyectos que van desde producciones populares hasta filmes indie.

En esta oportunidad probará suerte con la adaptación del libro ‘King Leopold’s Ghost’ o ‘El Fantasma del Rey Leopoldo’, un drama que relata la opresión del Congo por líderes europeos en el siglo XX.

Siendo financiado por Once Community, la misma compañía con la que Affleck trabajara en conjunto para ‘Pearl Street Films’ junto a Martin Scorsese y supervisada por Sikelia Production.

Para la adaptación del guión se unirá al equipo la talentosa Farhad Safinia (Apocalypto) que dará vida a la increíble historia de Adam Hochschild ‘El Fantasma del Rey Leopoldo: Una Historia de Avaricia y Heroísmo en la África Colonial’

El ‘Fantasma del Rey Leopoldo’ se basa en la explotación de Leopoldo II de Bélgica, quien dirigió un saqueo salvaje en el Congo que lo convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo.

El libro está ambientado a principios del siglo XX cuando los congoleños lo desafiaron y pelearon de vuelta, haciendo que su heroica hazaña provocara una alianza atrevida e improbable.

Un misionero negro estadounidense, un periodista de investigación inglés y un espía irlandés, arrojaron luz sobre las atrocidades cometidas por el rey, haciendo que inicie el primer movimiento de derechos humanos en la historia.

Así es como el actor que encarnó a Batman para DC, ha decidido demostrar el cariño que tiene a una de las causas más cercanas a él y que apoya desde hace varios años.

Siendo uno de los fundadores de la Eastern Congo Initiative o ECI, una iniciativa que se enfoca en aumentar la cantidad de fondos públicos y privados, trabajar para crear cambios en las políticas públicas, proporcionar recursos a los líderes locales y crear conciencia pública sobre la necesidad de oportunidades en la región.

Por lo que de seguro Affleck se encargará de dar luz sobre todas las necesidades que enfrenta el Congo, y por todo lo que han pasado, no como víctimas, sino como guerreros.