Durante ya décadas, la compañía Apple ha sabido presentarse a sí misma y a sus productos como elementos de élite. En pocas palabras, uno de sus sellos de identidad es la alta calidad de sus productos y de los servicios que ofrecen.

Debido a ello, siempre ha podido mantener un precio de mercado un poco superior a la media generalizada. Sin embargo, en los últimos años este modelo de negocios ha comenzado a flaquear.

Por un lado, los precios de los dispositivos se volvieron tan elevados que finalmente comenzaron a ver mermas en la clientela. Asimismo, por otro lado, los equipos como tal han presentado ciertas fallas que hacen notar la falta de un proceso de control de calidad más dedicado antes de que estos salgan a la luz pública.

¿Cuál fue el problema con el iOS 13?

En este último caso es en donde podemos ubicar en tan sonado lanzamiento del sistema operativo iOS 13. Durante un año completo se esperó su llegada con anhelo, y su presencia en los teléfonos insignia de la marca lo hicieron el software de preferencia desde el día uno.

No obstante, desde ese mismo día el sistema también comenzó a mostrar fallos graves que influían muy negativamente en la experiencia del usuario. Por lo que, a menos de una semana de su salida, la compañía ya liberaba su primer parche para corregir un gran número de bugs del sistema. Desde entonces, la empresa ha estado arreglando, a un parche a la vez, todos los errores, fallos y brechas que el sistema del iOS 13 trajo consigo.

Huawei busca competir contra la Mac Pro con este nuevo equipo

¿Qué harán diferente para el iOS 14?

Para evitar que el lanzamiento del iOS 14 les deje de nuevo un mal sabor de boca, es posible que Apple cambie su modo de realizar las pruebas beta. Originalmente, estas se hacen con las versiones “terminadas” de las apps en busca que bugs.

Ahora, se espera que la empresa libere versiones incompletas de las apps, que no estarán activas por default en el equipo. Los probadores beta, podrán ingresar al menú de configuraciones del equipo y entrar a “Flags” o “Banderas” para activar estas aplicaciones.

De este modo, habrá un número menor de usuarios con estas funciones y los fallos de las mismas llegarán con mucha más rapidez a los servidores de Apple. De este modo, la empresa podrá irles haciendo actualizaciones y mejoras hasta que finalmente se considere lista para sacarla al público. Allí, simplemente la app dejará de estar oculta en el menú del iPhone.

Este cambio de planes aplica para todos los sistemas operativos Apple

Apple quiere aprender de sus errores y se enfocará en prevenir antes que lamentar. Por ello, para evitar vivir un episodio similar al del iOS 13 con cualquiera de sus otros sistemas operativos, comenzarán a utilizar este nuevo modelo en todas sus dependencias.

De este modo, tanto los sistemas iPadOS, como MacOS, TvOS y WatchOS comenzarán a ser probados con este sistema selectivo de aplicaciones. Tal vez con ello, las revelaciones del 2020 logren ser un poco menos accidentadas que las que presenciamos en el 2019.

Más en TekCrispy