Martin Norgaard, profesor asociado de educación musical en la Universidad Estatal de Georgia, fue a Estados Unidos en 1985 para estudiar jazz. Y mientras obtenía su doctorado en la Universidad de Texas en Austin, empezó a estudiar los efectos de la improvisación musical, una característica típicas del jazz, pero que en realidad es común en otros géneros. 

Pero a pesar de lo que indica este término, para Norgaard “en el jazz tonal, la improvisación no es ‘libre'”. A su parecer, esta siempre “está ligada a la estructura de acordes en la que se basa la melodía”.

“Como músico, sientes que hay algo diferente en la forma en que funciona tu cerebro cuando improvisas. Estás aprovechando todo tu conocimiento almacenado y adaptándolo a una estructura de acordes en tiempo real”.

En su afán por aprender más sobre este aspecto, entrevistó a varios artistas de jazz y estudiantes del género para conocer sus pensamientos durante el proceso de improvisación musical.

Además, “se tomó la molestia” de analizar los patrones de los solos de artistas reconocidos como Charlie Parker, y solicitó a los músicos que entrevistó que realizaran una tarea secundaria mientras improvisaban para ver cómo afectaba esta sus actuaciones. 

En su nueva investigación publicada en la revista Journal of Research in Music Education, Norgaard aborda el “efecto de la transferencia lejana” de la improvisación. Es decir, el efecto de la improvisación musical sobre otras habilidades cognitivas. 

“Durante casi tres décadas, los científicos han explorado la idea de que aprender a tocar un instrumento está relacionado con el rendimiento académico. Sin embargo, al mismo tiempo, hay muchos tipos de aprendizaje musical. ¿El niño que aprende de oído obtiene los mismos beneficios que el niño que aprende la notación o el niño que aprende a improvisar?”.

No todos sabían sobre jazz

En primer lugar realizaron una prueba previa en la que pidieron a dos grupos de niños de secundaria que realizaran dos tareas: una para evaluar su flexibilidad cognitiva (capacidad del cerebro de cambiar de tarea), y otra para para evaluar el control inhibitorio (capacidad del cerebro para centrarse en lo relevante y bloquear lo irrelevante).

Los estudiantes que participaron en dichas tareas tocaban instrumentos, pero solo pocos de ellos estudiaban jazz a través del programa Rialto Jazz for Kids de Georgia State. Norgaard y su equipo de investigación descubrieron que los estudiantes de jazz superaron drásticamente a sus compañeros también músicos. 

“Aún así, no lo sabíamos: los niños con altos niveles de flexibilidad cognitiva simplemente se sienten atraídos por el jazz, o es la improvisación la que produce el efecto”, comentó el autor.

Una mejora en las capacidades cerebrales

Entonces los investigadores solicitaron al director de la banda de la escuela que dividiera en dos grupos a toda su banda de conciertos, conformada por 155 alumnos de séptimo y octavo grado. Cada grupo aprendió sobre jazss, pero solo la mitad de ellos aprendió sobre improvisación. 

Luego de ello, se repitieron las pruebas cerebrales que evalúan la flexibilidad cognitiva y el control inhibitorio, y el resultado fue una mejora de ambos aspectos atribuida principalmente al entrenamiento en improvisación. Las mejoras fueron más evidentes en los estudiantes de octavo grado, mientras que en los de séptimo grado la mejora estuvo orientada más bien al control inhibitorio. 

Según Norgaard, los puntajes de los participantes que recibieron la instrucción sobre improvisación en jazz “comenzaron a parecerse a los puntajes de los niños que habían estudiado jazz desde la prueba previa”.

Pero para él aún es difícil definir qué es lo que ha impulsado estas mejoras. Por los resultados diferentes observados entre ambos grados, “tal vez sea la edad de los niños o tal vez sea el número de años que pasaron tocando un instrumento”. Pero ante esta ambigüedad, considera necesario realizar investigaciones para analizar los efectos de la improvisación musical de acuerdo a la edad o experiencia de los estudiantes. 

Referencia:

The Effect of Jazz Improvisation Instruction on Measures of Executive Function in Middle School Band Students. https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0022429419863038