Cuando se habla de mascotas caninas, es común que surja el tema de la edad. Muchos dueños de perros se han preguntado a qué edad humana equivaldría la edad actual de su compañero.

Por supuesto, se han propuesto varias teorías, como multiplicar la edad humana por el número siete, sin embargo, estas no parecen ser muy acertadas y que, de hecho, ya han sido desmentidas. Así lo ha revelado una investigación reciente que aún no ha sido publicado en alguna revista revisada por pares.

De hecho, los investigadores parecen haber creado una fórmula muy eficaz para calcular la edad de nuestros amigos perrunos en función de la de los humanos. Pero en lugar de multiplicar por siete, esta se basa en cambios químicos que se producen en el ADN de un perro.

Una nueva prueba de sangre puede detectar diferentes tipos de cáncer

¿Los humanos experimentan los mismos cambios que otros mamíferos?

De acuerdo con lo planteado por los autores de la nueva investigación publicada en bioRxiv, “los mamíferos progresan a través de etapas fisiológicas similares durante la vida, desde el desarrollo temprano hasta la pubertad, el envejecimiento y la muerte”.

Sin embargo, no tenían claro aún si los humanos, perros y otros mamíferos atraviesan los mismos cambios a nivel molecular o a un ritmo similar de modo que pudiera tenerse una referencia para estimar la equivalencia de edades.

Ante ello, los investigadores analizaron el proceso de unión de etiquetas químicas al ADN, un proceso conocido como metilación, en el que se unen grupos de tres hidrógenos y un carbono a partes de la molécula de ADN. Como hemos explicado en otras oportunidades, este es una buena referencia a la hora de detectar signos de envejecimiento.

Comparando la metilación entre perros y humanos

Para esta investigación, analizaron el ADN y su proceso de metilación en muestras de sangre tomadas de unos 100 perros, de los cuales la mayoría eran perros perdigueros de Labrador, con edades que iban de un poco más de un mes a 16 años de vida. Entonces compararon los resultados de los mismos con los “perfiles de metilación de ADN” documentados de 320 personas cuyas edades iban entre 1 y 103 años.

Al analizar los resultados, los investigadores notaron un progreso similar entre la metilación de los perros y la de los seres humanos. La cantidad de metilación ocurrida en los perros jóvenes se parecía a la de los humanos jóvenes, al igual que la de los perros y humanos viejos.

Amigos, Perro, Mascota, Juego De La Mujer
Los investigadores compararon la metilación del ADN de casi 100 perros labradores con la metilación de más de 300 humanos.

Por ejemplo, los perros de ocho semanas de edad presentaban características similares a las de los humanos de nueve meses de edad, momento en el que a ambas especies empiezan a crecerles los dientes pequeños.

Además, los investigadores destacan que el promedio de vida de los perros perdigueros, que es de 12 años, también correspondió con la esperanza de vida promedio de los humanos a nivel mundial, que es de 70 años.

Sin embargo, notaron que la relación no fue tan similar entre perros y humanos adolescentes y maduros. De hecho, los labradores en esta etapa envejecen un poco más rápido en comparación con los humanos adolescentes y adultos. Pero a pesar de este envejecimiento rápido en la adolescencia, cuando los perros se acercaban al final de su vida útil, las tasas de envejecimiento o metilación se alinearon nuevamente con la de los humanos mayores.

La nueva ecuación para calcular la equivalencia de edades

Feliz Cumpleaños, Perro, Mascota, Animales, Celebración
Los perros parecen envejecer de manera similar a los seres humanos en sus primeras etapas, pero el proceso parece apresurarse en los caninos durante el período de adolescencia hasta estabilizarse en la vejez.

A partir de estos resultados, los investigadores lograron formular una nueva ecuación para determinar la equivalencia de la edad de un perro en edad humana: : 16 x ln (edad del perro) +31. Es decir, se multiplica el logaritmo natural de la edad del perro en cuestión por 16, y a dicho resultado se suma 31.

Ahora bien, aunque suena muy sencillo, convincente y muchos puedan estar emocionados al respecto, es de notar que esta fórmula ha sido planteado usando únicamente datos de los perdigueros labradores. Hay que considerar que otras razas envejecen de manera diferente y que esta no necesariamente funcione para todas.

Referencia:

Quantitative translation of dog-to-human aging by conserved remodeling of epigenetic networks. https://www.biorxiv.org/content/10.1101/829192v2.article-info

Más en TekCrispy