El proceso de buscar contenidos en la web simplemente se ha vuelto en una costumbre de nuestra cotidianidad. Ya sea para investigar una receta de cocina, un concepto desconocido o el horario de apertura de un local, internet se ha convertido en la fuente de todas las respuestas.

A lo largo de los años, el sistema se ha vuelto increíblemente ágil en el proceso de búsqueda a través de palabras claves o keywords. Ya que, por lo general, son el camino rápido para encontrar tópicos comunes.

Sin embargo, cuando se manejan conceptos más abstractos o difíciles de simplificar, con frecuencia el proceso de búsqueda se vuelve más engorroso. Todo debido a que, los elementos principales que sugiere el buscador no necesariamente son la respuesta específica que el usuario necesita.

Ya algunos buscadores reconocidos como Google han dado sus primeros pasos en el intento de cambiar este problema. En su caso, están entrenando a un algoritmo de machine learning que poco a poco aprenderá de los procesos de búsqueda de los usuarios.

Ahora, Microsoft busca seguir estos pasos, pero llegar incluso más lejos. Esto, ya que, su meta es convertir todos sus servicios de búsqueda en una intranet personalizada que –en lugar de tener la respuesta para todos– entra respuestas personalizadas dependiendo de cada usuario.

El proyecto afectará a todo el ecosistema Microsoft Search

Como ya sabemos, no existe solo un elemento que se pueda definir como Microsoft Search. En realidad, este se trata más del ecosistema en el que conviven las diferentes secciones de la empresa como Windows, Office, Bing y afines.

Ahora, la empresa está de lleno con el que ahora se conoce como Proyect Turing. Con él, se espera que los buscadores de todos los elementos antes mencionados den el siguiente paso.

Para ello, harán uso de las nuevas tecnologías de entrenamiento de máquinas para hacer que los servidores sean más independientes, intuitivos y eficientes. En otras palabras, llegan a los buscadores de Microsoft procesos tan variados como el Deep Learning y el Machine Learning.

Allianz y Microsoft se unen para llevar innovación digital a la industria de seguros

El último de estos se mantendrá siempre activo para que los buscadores siempre puedan aprender más de las preferencias del usuario. Por otra parte, el primero existe para que el algoritmo sea capaz de realizar procesos de asociación más complejos que le permitan arrojar mejores y más depurados resultados.

¿Cómo cambiarán los sistemas de búsqueda?

Básicamente, los sistemas de búsqueda de la empresa comenzarán a destacarse por ser extremadamente especializados. Esto debido a que el buscador comenzará a mutar de internet a intranet. Para ello, hará uso de los datos del usuario almacenados en documentos, cuentas y correos para poder calcular qué tipo de datos y fuentes serán las más apropiadas para responder a las búsquedas de los usuarios.

Otra de las diferencias que llegarán en los buscadores de Microsoft serán los propios resultados que la plataforma arrojará. Debido a lo anterior, las respuestas que los usuarios encontrarán serán siempre mucho más personalizadas.

Asimismo, el uso de inteligencia artificial permitirá que el software investigue temas a través de sus contenidos y significados, más allá de solo las palabras claves. De este modo, las búsquedas más abstractas podrán llegar a un término más feliz y funcional.

¿A partir de cuándo llega al público?

Por los momentos, Proyect Turing continúa en sus pruebas beta. Pero, la empresa tiene planeado sacar sus nuevas actualizaciones al público a partir del inicio del 2020. Por lo que, la versión más pulida del mismo, debería llegar a nosotros a mediados del año siguiente. Si deseas participar desde ya en la construcción de este proyecto, puedes postularte como probador beta aquí.

Más en TekCrispy