¿Alguna vez has tenido problemas para encontrar la solución a una situación que te aqueja? Y no necesariamente nos referimos a una discusión de pareja, familiar o laboral; podría tratarse incluso de un ejercicio matemático o un ensayo sobre un tema filosófico complejo al cual le hemos dado mil vueltas sin lograr resolverlo.

Pues bien, así como lo plantean muchos memes de estudiantes en la actualidad, en estos casos lo mejor parece ser dormir. Seguro más de una vez te lo recomendaron, pero como ocurre con muchas creencias de la sabiduría popular, esto no tenía sustento científico… hasta ahora.

El problema es que la ansiedad o frustración que nos generan nuestras dudas a veces nos impiden cumplir con este ritual tan importante de nuestra vida diaria, sobre todo si la respuesta es urgente. Pues bien, una investigación reciente publicada en la revista Psychological Science ha dejado evidencia de que dormir puede guiarnos a la solución de nuestros problemas.

Nuestro cerebro puede lavarse mientras dormimos

Los problemas se resuelven a la mañana siguiente

Los investigadores de la Universidad Northwestern reunieron a 57 personas para que armaran un rompecabezas y combinaran cada uno con un sonido diferente, el cual se repitió cada dos minutos mientras intentaban resolverlos.

Luego de ello, los investigadores les dieron un dispositivo de monitoreo de sueño que utilizarían a la hora de dormir en casa. Este se encargaría de analizar las etapas de sueño de cada uno de los participantes.

Cuando esa noche, mientras dormían, los participantes cayeron en el sueño de ondas lentas, que como hemos explicado en otras oportunidades, interviene en la formación de recuerdos, el dispositivo reprodujo los sonidos combinados con algunos de los rompecabezas que no pudieron resolver durante el experimento. De esta forma, pudieron activar sus recuerdos sobre los rompecabezas mientras dormían.

Los investigadores sugieren que aplicar un estímulo relacionado al problema que queremos resolver puede hacer que nuestro cerebro trabaje en una posible solución mientras dormimos.

Y en efecto, cuando volvieron al laboratorio a primera hora de la mañana, los participantes lograron armar más rompecabezas que el día anterior. Según los autores, resolvieron 31.7 por ciento de los acertijos cuyos sonidos relacionados se reprodujeron durante su sueño nocturno, en comparación con el 20.5 por ciento de los demás. De hecho, destacan que los sonidos asociados a los rompecabezas condujeron a una mejora del 55 por ciento en su resolución.

Nuestro cerebro trabaja en la solución mientras dormimos

De este modo, los investigadores constataron que en realidad los problemas en los que pensamos despiertos se mantienen en nuestro cerebro mientras dormimos, y que luego de un período de sueño, estos parecen realmente más fáciles de resolver luego de despertar.

“Hubo esta idea de que durante el sueño el cerebro descansa, pero ahora sabemos que se está haciendo un trabajo importante”, afirmó Mark Beeman, profesor de psicología en Northwestern y coautor del estudio.

Sí, los resultados de muchos estudios nos recomiendan dormir para permitir que nuestro cuerpo descanse y se regenere, para mantener una buena salud, y sentirnos bien y enérgicos al otro día. Sin embargo, nuestro cuerpo simplemente cambia su funcionamiento mientras dormimos, pero sigue trabajando arduamente.

Dormir definitivamente puede ayudarnos a reorganizar la información que adquirimos o manejamos despiertos para facilitar la resolución de problemas. Aunque esta investigación también nos hace ver que estimularnos de manera estratégica antes de dormir puede ayudar a nuestro cerebro a trabajar en la solución mientras descansamos.

Referencia:

Targeted Memory Reactivation During Sleep Improves Next-Day Problem Solving. https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0956797619873344

Más en TekCrispy