Cuando mencionamos el microblog, o el microblogging, es posible que no todos sepan exactamente de lo que se está hablando. Sin embargo, al mencionar Twitter o el acto de tuitear, no quedan dudas de que nos referimos a la plataforma del pajarito azul.

Ahora, ¿qué pasa si decimos que la última se asienta sobre las bases de la primera? Ello posiblemente nos haga desear conocer un poco más de la misma. Pero, para esto, tendremos que introducirnos en la vida de la mente que creó este concepto y posteriormente desarrolló esta plataforma: Jack Dorsey.

Un interés nato por la programación

Jack Dorsey nació en el condado de St Luis el 19 de noviembre de 1976. Desde muy temprana edad, este se decantó por el mundo de la tecnología y la posibilidad de crear a través del conocimiento de la misma.

A partir de sus 8 años, cuando obtuvo su primera computadora, comenzó a descubrir el equipo al jugar con él y así como a poco aprender a programar. Para sus escasos, 15 años, ya Dorsey había sido capaz de desarrollar programas de enrutamiento.

Los mismos contaban con un sistema cuya labor era guiar a vehículos (taxistas, ambulancias, carteros, etc.) a su destino sin que las rutas de ninguno chocaran con las del otro. Sin embargo, nunca compartió ninguno de estos hasta que cumplió los 16 años.

En ese momento, un encuentro casual en la tienda de manejaban sus padres le consiguió un lugar como becario en una empresa de software de la zona manejada por Jim McKelvey. Entonces, Dorsey aún cursaba sus estudios secundarios en la escuela católica Bishop DuBourg High School.

Sin embargo, ello no le impidió destacar tanto en la compañía como para –después de un año– tener “asistentes de becario” que lo asistieran en sus labores. Pasó un breve tiempo en la empresa, pero, algunos los softwares que diseño en ese momento aún son utilizados en compañías de taxis, de envíos y de asistencia médica de la zona.

A pesar de su éxito temprano, Dorsey no estaba completo con lo que estaba consiguiendo en su ciudad. Por ello, luego de una breve estadía en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Misuri, se mudó y continuó estudiando en la conocida Universidad de Nueva York.

Jack Dorsey, antes de Twitter

Entre 1999 y el 2000, Dorsey ya se encontraba trabajando para una de las empresas del softwares más conocidas de la época: DMS. La historia de la llegada de Dorsey a la empresa se resume en un simple email que este le envió al CEO de la compañía, Greg Kidd.

En el mismo, le comentaba que su página tenía un error de seguridad, le decía cómo arreglarlo y que él sabía programar ese tipo de cosas. Luego de ese inusual primer contacto, Kidd y Dorsey comenzaron a hacerse amigos cercanos.

Tanto así que, para el 2000 Dorsey convención a Kidd de iniciar un emprendimiento conocido como dNet y de mover la compañía a San Francisco. La iniciativa planeaba aprovechar la “burbuja del puncom” como una oportunidad de crecimiento.

Sin embargo, a pesar de la buena idea, esta no se llevó a cabo correctamente y perdió empuje muy rápido. Como consecuencia, ambos hombres serían sacados de la compañía por la junta directiva. Años más tarde, Kidd regresaría a tener el dominio de la misma, pero Dorsey ya se estaba moviendo hasta otros horizontes.

Twitter, antes de ser Twitter

Prototipo de interfaz de Twitter en 2006 de Jack Dorsey.

Durante el mismo 2000 Dorsey tuvo la idea de mezclas sus conocimientos en sincronización de mensajes para conductores y envíos con sus habilidades de programación para crear una plataforma abierta que le permitiera a cualquier persona actualizar su estado en tiempo real –un concepto poco usado para ese momento.

Después de todo, la tendencia más grande era la de utilizar blogs como LiveJournal para plasmar los pensamientos de las personas. Dorsey –que era usuario de esta plataforma– solo quería mejorarla para hacerla más dinámica, más viva. De allí surge la idea del microblogging en donde las personas pueden expresarse e informar, pero de una forma más clara y concisa. Algo que Dorsey pensaba, ayudaría a más personas a animarse a escribir que la presión de los textos largos y elaborados.

Por ello, se le ocurrió la idea de manejarlo como una plataforma de mensajes de texto breves. Con esta idea en la mente, programó un “borrador” asociado a su BlackBerry, su correo y una lista de contactos realizada manualmente por él.

Con esto, creó un sistema a través del cual era capaz de enviar un mensaje que les llegara inmediatamente a todos sus contactos por igual. A pesar de que fue un pensamiento innovador, la verdad es que no fue muy tomado en cuenta por los amigos que recibieron su comunicación. Por lo que, Dorsey decidió guardar su proyecto para después.

El primer tuit de Twitter

Pasaron 5 años hasta que Dorsey volvió a pensar seriamente en su propuesta del microblog. Esta vez, formaba parte de la compañía de desarrollo conocida como Odeo. En ella, era parte de un equipo destinado a diseñar un sistema de radio en línea (podcasts, básicamente) que fuera compatible con el entonces recién salido iPod.

Lastimosamente, en esas fechas Apple sacó su propia versión de esta radio en línea y el proyecto de años de Dorsey y Odeo se vino abajo. Allí, en lugar de quedarse de brazos cruzados, Dorsey y su equipo –Evan Williams, Biz Stone y Noah Glass– vieron una oportunidad para cambiar.

Originalmente, a ninguno le gustaba el proyecto del podcast, pero les agradaba cómo fluía el trabajo en equipo. Por ello, al tener la oportunidad, se unieron de nuevo para crear algo juntos que fuera diferente y sacara a Odeo del estancamiento.

Allí fue cuando Dorsey volvió a proponer su idea y –después de que fuera inicialmente ignorada por sus compañeros– decidieron enfocar su atención en este proyecto. Para ello, conformaron otra organización conocida como Obvios Corp. para que fuera la madre de su creación.

Cuando finalmente lograron diseñar un prototipo –algo que les tomó dos semanas de arduo trabajo– hicieron la primera prueba de este servicio similar al formato de los SMS. Cuando esta funcionó, faltaba aún colocarle un nombre. Finalmente, lograron decidirse por el evocador “twitter” que hace referencia al trinar de los pájaros en inglés, ya que, esperaban que sus contenidos fueran tan variados y breves como el cantar de las aves.

Luego, decidieron que era momento de abrir al público su creación. Fue allí cuando Dorsey –identificado solo como @Jack– tuvo el honor de emitir el primer tuit de la historia de la plataforma.

Específicamente, 21 de marzo de 2006 se hizo pública la llegada de la plataforma. Para ello, Dorsey, como el CEO de la empresa, realizó una presentación que ha quedado registrada en el video de abajo.

Noah Glass se separó de este grupo muy rápido después de que Obvios Corp se convirtiera en Twitter Inc. Por ello, hubo una breve polémica sobre su salida y él, incluso llegó a afirmar que Twitter nació en su computadora personal.

Sin embargo, el verdadero momento de polémica para Dorsey ocurriría en el 2008 cuando Evan Williams lo reemplazaría como CEO de Twitter. Entonces, Dorsey quedó relegado a un cargo dentro de la empresa que no le exigía presencia constante. Motivo por el cual comenzó a buscar nuevos intereses.

Dorsey – Un hombre polifacético

Jack Dorsey es de ese tipo de personas que cuesta definir con una sola característica o encasillar en un solo ámbito. Después de todo, este hombre, a pesar de sus grandes aptitudes para la programación, también pudo verse inmerso en muchas otras áreas nada relacionadas con la primera.

Un ejemplo de ello son las 2000 horas de estudio que cursó para poder certificarse como masajista profesional. Asimismo, fue variadas veces a clases de diseño y costura pues también estaba interesado en el mundo de la moda. Incluso, llegó a tener algunos trabajos como modelo en el tiempo en el que fue parte de Odeo y también cuando Twitter estaba en sus etapas tempranas –un detalle que le generó roces con el resto del equipo, que estaba enfocado de lleno en una sola meta.

Luego de su abrupta salida en el 2008, Dorsey se vio nuevamente en la necesidad de buscar una nueva pasión. En esta oportunidad, la encontró al descubrir otra posibilidad de triunfar en el mercado de la programación gracias a un amigo cercano, Jim McKelvey, su primer jefe.

Fanático publica póster del "remake" de 'Twins' con Dwayne Jhonson y Kevin Hart

Estos planeaban iniciar un emprendimiento automovilístico, pero la crisis del 2008 hacía de eso un plan imposible por el momento. En una oportunidad, McKelvey –que también fabricaba y vendia sus propias piezas y adornos de vidrio– le comentó a Dorsey que no había podido hacer una venta ya que no tenía la posibilidad de aceptar tarjetas de crédito.

Allí fue cuando la nueva inspiración llegó a la mente de Dorsey y le propuso a McKelvey que trabajaran juntos para crear una plataforma de pagos electrónicos que, básicamente, permitiera que cualquiera pudiera tener un punto en su propio teléfono. De este modo, los pequeños emprendedores no volverían a verse perjudicados.

Ambos se pusieron manos a la obra, para el 2009 ya tenían diseñada la plataforma que ahora conocemos como Square. Sin embargo, no fue sino hasta el cercano 2015 que la pudimos ver finalmente en el mercado.

Un CEO fuera del molde

Para ese mismo año, Jack Dorsey volvería a asumir las funciones de CEO de Twitter, al mismo tiempo que seguía siendo el CEO de la joven Square. Inicialmente –en el 2006– Dorsey intentó asemejarse más a la imagen que se tendría de un CEO convencional.

Pero, para su vuelta en el 2015, esta no era ya una de sus prioridades. Por ello, con una imagen mucho más relajada y parecida a quien realmente es, comenzó a hacer la ardua labor de manejar dos compañías al mismo tiempo.

Cortesía de: Yahoo! Finance

Curiosamente, la gestión de una misma persona, en dos compañías ha traído resultados diversos. En el 2013, Twitter se volvió una compañía pública y sus acciones pasaron a estar a la venta. Para el 2014, alcanzó el máximo de cotización que ha tenido hasta la fecha.

Desde entonces, sus acciones perdieron hasta el 75% del valor que tenían en ese momento y la empresa se ha mantenido por debajo de los márgenes esperados por WallStreet. Ello no implica que la empresa no genere ganancias, pero sí que son menos de las que debería tener.

Por otra parte, Square se hizo pública recientemente y los precios de sus acciones solo han sabido crecer. Esto ha generado polémica puesto que, mientras que una de las empresas está “estancada” la otra se encuentra en su mejor momento.

Ello lleva a preguntarse qué ha hecho Dorsey en una y no en la otra para que las cosas funcionen, o viceversa. Por ahora, la respuesta a esto aún es incierta ya que, por lo que parece, este peculiar CEO usa estilos similares en ambas empresas.

Un ejemplo de ello es que en ninguna cobra ningún tipo de salario, más allá de un par de dólares simbólicos. Sus ganancias provienen del comportamiento de las acciones, por lo que, si él quiere estar bien, su compañía también debe estarlo.

La vida de Dorsey ha estado llena de controversias

Desde su salida de Twitter en los inicios de esta, las decisiones y opiniones de Dorsey siempre han estado bajo el ojo público. Por ello, constantemente nos topamos con noticias controversiales relacionadas con este hombre.

Tan solo en este año, ha habido muchas polémicas con respecto a este hombre y las acciones que toma. Un ejemplo de ello fue lo ocurrido con un tuit del presidente Donald Trump que terminó por alentar una gran oleada de mensajes de odio.

Los usuarios de Twitter se sintieron ofendidos ante la falta de respuestas de Dorsey y la a su negativa a cerrar la cuenta del presidente de los Estados Unidos. Otra noticia llamativa ocurrió tan solo unos meses atrás con respecto a unos tuits racistas emitidos por la cuenta del CEO.

En su momento, esto generó mucho rechazo hasta que se reveló que la cuenta había sido hackeada y que, por ende, los tuits no habían sido escritos por Dorsey. Hasta el momento, la empresa sigue investigando el origen del ataque y sus responsables.

Otro par de temas resaltantes con los que Dorsey se vio relacionado tienen que ver con Facebook y sus constantes polémicas. En esta oportunidad, con las elecciones del 2020 tan cercanas, Dorsey decidió dejar de lado la polémica y eliminar las ads políticas de su plataforma para no contribuir con el clima de desinformación.

Esta ha sido una forma clara del CEO de diferenciarse de las acciones realizadas por otras empresas (Facebook). En fechas cercanas, a Dorsey se le preguntó si se uniría al convenio de la cirptomoneda de Facebook Libra, a lo que respondió: “Diablos, no” y declaró que consideraba que esta ni siquiera cumple con los requisitos para ser considerada como una criptomoneda.

El estilo de vida de Dorsey ES una controversia

Los mantras de trabajo de Jack Dorsey.

Además de los eventos externos en los que Dorsey siempre está inmiscuido, también existen elementos de su vida privada que causan polémica entre sus seguidores. Después de todo, este CEO ahora ha optado por un estilo de vista austero que deja a muchos preguntándose qué tan conectado verdaderamente está con la realidad del mundo –algo realmente irónico al pensar que Twitter se han convertido en una de las plataformas informativas en tiempo real más importantes del planeta.

Particularmente, este tuit en el que Dorsey habla de sus rutinas de alimentación causó gran revuelo entre sus seguidores. Acá, el CEO comenta que el solo come una vez al día y que eso lo hace sentir que este dura más.

Con ello, probablemente decía que siente que aprovecha mejor su tiempo. Pero, su comentario tuvo tan poco tacto que hirió muchas sensibilidades y le ganó una gran cantidad de comentarios negativos. Además, trató temas delicados como el hambre y el hecho de que una persona multimillonaria elija no comer y se lo recomiende a los demás, tal vez deja un poco que decir sobre su consciencia.

Algo similar ocurrió con otro tuit sobre un retiro espiritual que realizó Dorsey durante su cumpleaños. En el mismo, hablaba sobre las maravillas de ese lugar e invitaba a las personas a visitarlo. Sin embargo, recientemente hubo un conflicto muy grave en el mismo y su publicación llegó como un insulto o una forma de quitarle peso a lo ocurrido. Nuevamente, esto causó polémica y le llegaron muchas recriminaciones de todas partes.

Otros temas que causan tanto interés como preocupación sobre su vida son sus hábitos de trabajo y de sueño. Comenta que gusta de dormir ocho horas, pero que se levanta a las 5 am todos los días y se despierta gracias a los intervalos de temperatura entre duchas heladas y el sauna caliente. Asimismo, su caminata diaria de casi una hora y media al trabajo hace ver que su régimen de vida si no es “alternativo” es muy al estilo “espartano”.

¿Y qué nos depara el futuro?

Dorsey es un hombre excesivamente ecléctico que ha demostrado que lo único que es incapaz de hacer es quedarse quieto. Desde muy joven su mente siempre alerta ha hecho que nuevas ideas lo acompañen constantemente y su voluntad le ha dado la fuerza necesaria para darse a la tarea de emprender.

Durante un tiempo, fue parte de la junta directiva de la Corporación Walt Disney. Asimismo, sigue siendo un accionista de Foresquare. Incluso, ha dicho que podría interesarle algún día entrar en la política y ser gobernador.

Por el momento, su norte está en mejorar los servicios de Twitter y continuar haciendo de Square crezca. ¿El futuro? Ya veremos. Lo que sí tenemos claro es que, sea lo que sea, Dorsey logrará sorprendernos una vez más.

Más en TekCrispy