Sony ha lanzado una nueva versión de software para su modelo aibo ERS1000 que llega con nuevas capacidades ‘caprichosas’, entrenamiento para orinar a través de premios como cookies virtuales y más.

Este perro robótico denominado Sony Aibo no solo cuenta con nuevas novedades a nivel de software, sino que también está habilitado con cámaras que le permiten observar su entorno.

Sony Aibo llega con funciones más comunes

Además de ello, esta nueva versión 2.50 del software de este perro robot también llega con una nueva API basada en web con programación visual para principiantes.

De acuerdo con al fuente, Aibo ERS1000 podrá simular idas al baño a través de una nueva función de mapeo que le permite a este robot simular sus necesidades sin dejar ningún desastre por la casa.

Programación visual como medio

Estas nuevas adicciones de realismo llegan al perro robótico a través de una nueva opción de Programación Visual que llega de la mano del Programa para desarrolladores de Sony.

Una nueva opción que le permitirá a los programadores expertos y sin experiencia darle instrucciones a Aibo ERS1000 sin necesidad de conocer un lenguaje de programación específico.

Para eliminar puntos de limitación respecto a un lenguaje, Sony ha permitido que Aibo se programe a través de la programación  por bloques que permite darle instrucciones a Aibo de forma fácil con tan solo arrastrar y soltar.

Funciones divertidas

Una nueva forma que le permitirá a los usuarios programar al cachorro robótico para que realice movimientos tan propios de una mascota como caminar o sacudir la cabeza, y tan avanzadas que le permiten cambiar su comportamiento al observar la presencia de ciertos objetos o personas.

Adicionalmente, Sony ofrece una aplicación para teléfonos inteligentes que le permite a los usuarios alimentar de forma virtual a Aibo con ‘aibocrisps’, y la posibilidad de decirle a Aibo que espere su comida o que comience a raspar o cavar cuando tenga hambre.

Finalmente, Aibo llegará para divertir a los usuarios y competir en el mundo de los asistentes virtuales como Alexa, el asistente de Google y más.