Jimmy Wales, cofundador de la enciclopedia digital, Wikipedia, lanzó una red social completamente exclusiva y diferente a Facebook y Twitter. El ejecutivo no hizo uso de bombos y platillos para presentar su proyecto.

WT:Social, es la plataforma diseñada para combatir el clickbait que generan los comentarios y “Me gusta” de Facebook y Twitter, clickbaiting es lo que hace que los usuarios hagan click por inercia en las redes sociales de los gigantes, generando nuevos factores de posicionamiento.

Además, Wales asegura que busca evitar la publicidad a toda costa es necesario una nueva red social y para ello se basa en el mismo modelo de donaciones de Wikipedia para sustentar la red social y no ofrecer publicidad.

Una red social sin anuncios segmentados

Además, WT:Social tiene una característica peculiar que la hace diferente de las demás redes sociales, y es que esta plataforma es casi toda “editable”, lo que significa que los usuarios pueden editar las publicaciones de otros, y si existen comentarios ofensivos o que inciten al odio, tendrán la posibilidad no sólo de editarlos, sino que también de eliminarlos.

El matrimonio hace a los CEOs más propensos a compromenterse con problemas sociales

Wales considera que es una manera de incentivar a los usuarios, buscando el impulso de la buena conducta. Sin embargo, añadió un botón de “Upvote” que servirá para defender las buenas historias y así evitar que alguien más los borre.

“El modelo de negocios de las compañías de redes sociales, de pura publicidad, es problemático”, comentó Wales. “Lo que resulta de eso es que el gran ganador es el contenido de mala calidad”, agregó.

La red social para el 6 de noviembre contaba con 25.000 miembros según la publicación de Wales y hasta la fecha ahora tiene alrededor de 78.000 miembros. Su costo de suscripción es de  USD$ 12.99 al mes o USD$ 100 al año en Estados Unidos,  O € 12 al mes o € 90 al año en Europa. Son £ 10 y £ 80 en el Reino Unido.

Wales espera que WT logre conseguir 50 millones o incluso 500 millones de usuarios, además, destaca el éxito que han tenido Netflix y Spotify para atraer a personas que están dispuestas a pagar por contenido “significativo”.

Más en TekCrispy