Recientemente, Alemania ha dado a conocer la intención de crear una nueva ley reguladora que se aplicará en el mundo financiero. Esta iniciativa ha nacido del deseo del país de contar con mejores medios para vigilar y evitar el lavado de dinero.

Asimismo, la medida viene como una respuesta a las acciones conjuntas que la Unión Europea ha tomado en cuanto a este tema. Dentro de alcance de esta ley estarán diferentes organismos como las casas de subastas, los agentes del Estado, las notarías y hasta las operadoras de la infraestructura de dinero digital –de las cuales Apple Pay es parte.

¿Qué es lo que pide esta nueva ley?

Básicamente, esta nueva regla solicita que los sistemas de pago se abran a su competencia. Ello debido a que, las plataformas privadas como Apple, no permiten que terceros vean los registros financieros y las transacciones de sus usuarios.

En consecuencia, las entidades bancarias tradicionales solo pueden trabajar con los informes que ofrecen estas plataformas. Lo negativo de ello es que estos no son tan detallados, por lo que el proceso de las primeras se entorpece, además de que crea un campo perfecto para que se realice el lavado de dinero sin que el Estado tenga oportunidad de notarlo.

Apple declara su preocupación por la privacidad de sus usuarios

Con la llegada de esta ley, la app de pagos de Apple tendría que comenzar a facilitarle su información a su competencia. De este modo, el gobierno podría contar con un flujo monetario mucho más transparente.

Apple ha sacado su Mac Pro y puedes adquirirla con un descuento navideño

Sin embargo, a Apple le preocupa que dicha transparencia se traduzca en violaciones a la privacidad de sus usuarios. Después de todo, la mayoría de estos confían en Apple Pay por las políticas de seguridad de datos e información con las que cuenta.

El cambiar este modelo no solo, para Apple, podría convertirse en un perjuicio para los usuarios, sino que también podría ocasionar que estos paulatinamente dejaran el servicio. Por ello, no están dispuestos a quedarse de brazos cruzados mientras se espera a que la ley sea aprobada.

¿La compañía planea tomar medidas?

Para que la ley pueda entrar en vigencia a partir del próximo año, esta primero debe pasar por la Casa del Parlamento: Bundesrat. Solo luego de ello se podrá decir que la ley habrá pasado a ser oficial en el país alemán.

Antes de ello, Apple ha manifestado tener la esperanza de poder hablar con el gobierno alemán. Su meta es hacerle entender su modelo de negocios basado en la competencia y cómo la llegada de la nueva ley podría perjudicarlos.

Lastimosamente, justo ahora Apple no se encuentra en la mejor posición para negociar. En estos momentos, la propia Unión Europea vigila a Apple Pay por sospechas de monopolio comercial. Por lo que, de seguir Alemania aliada con esta organización –que es lo más seguro– las probabilidades de que Apple evite la llegada de esta nueva ley son muy escasas.

Más en TekCrispy