Catalogado como uno de los casos de violación de derechos de autor más grandes de la época, Google y Oracle se pelean los derechos y la implementación de Java (propiedad de Oracle) en el sistema operativo móvil Android (propiedad de Google).

La disputa entre Google y Oracle podría llegar a su fin luego que se conoció que la Corte Suprema finalmente escuchará a ambas partes después de 10 años de disputa entre ambas compañías, accediendo a la petición que Google envió a principios de año exigiendo que tomara una postura final con relación al caso de derechos de autor de Oracle en su contra.

A través de un documento oficial publicado por la Corte de Estados Unidos, anunció que escuchará a ambas partes y tomará la decisión acerca de impugnar la decisión de Google en la polémica que afecta en gran medida los procesos de desarrollo de software a lo largo de los años.

Un historial controvertido entre Google y Oracle

Desde el 2010 estas empresas han estado en la corte “luchando” por la licencia de Java, la plataforma desarrollada inicialmente por Sun y que luego pasó a ser propiedad de Oracle.

En 2018, Google perdió una demanda millonaria en contra de Oracle debido a que la compañía asegura que la de Mountain View tomó fragmentos de código Java para el desarrollo de Android.

Andy Rubin, CEO Android a la compañía MSFT CLR VM y C#, o la GPL de Java, por su parte los directivos de Google pensaron en buscar otras alternativas a este lenguaje, sin embargo, no encontraron soluciones, por lo que debían “negociar” con los propietarios para poder implementar este lenguaje.

Debido a que un Tribunal determinó que el uso de Java en Android no estaba regido por las leyes del Copyright, Oracle inició la demanda valorada en USD$9,300 millones.

Posteriormente, a principios de 2019, Google presentó un documento de petición ante el Tribunal, donde se solicita a los jueces determinar los límites de la legislación de derechos de autor con respecto al software.

Google asegura que el uso de las API no debería estar sujeto a derechos de autor, en caso de la Corte Suprema falle en contra del argumento de la empresa, podría poner en peligro el futuro del desarrollo de software señala la empresa.  Pero Oracle afirma que estos argumentos ya fueron presentados y debatidos ante los tribunales.

Con la decisión de la Corte Suprema no solo dará fin a una disputa de diez años, sino que también marcará un precedente importante en el ecosistema del desarrollo de software, donde el uso de herramientas desarrolladas por terceros y por diferentes tecnologías es indispensable en el área.