El síndrome coronario agudo es una condición grave en la que se bloquea el suministro de sangre al corazón a causa de la ruptura de la placa o la formación de un coágulo sanguíneo en las arterias. Dicho esto, es de esperar que el bloqueo dé lugar a un ataque cardíaco.

Ahor abien, tratándose de un evento tan traumático, algunos sobrevivientes terminan padeciendo trastorno de estrés postraumático (TEPT). Bien sabemos que después de un ataque cardíaco, las personas deben tomar medicación por el resto de su vida y mantener un estilo de vida sano y tranquilo emocionalmente. Pero ante la presencia de este trastorno, los pacientes tienen el doble de riesgo de sufrir un segundo ataque cardíaco.

Pero el problema no parece residir en la carga psicológica que supone el TEPT, sino en que los síntomas les impiden tomar sus medicamentos para protección cardiovascular, lo que aumenta su propensión a la recaída. Este fue el resultado de un investigación reciente que se presentará el lunes en la reunión anual de la American Heart Association en Filadelfia.

El TEPT impide a los pacientes seguir el tratamiento

Un equipo de investigadores tomó datos de 400 personas sospechosas de tener el síndrome coronario agudo, o bien ya diagnosticadas, monitoreando su apego al tratamiento. Encontraron que 18,5 por ciento de ellas exhibieron también síntomas de TEPT, mientras que 7.8 por ciento de ellas tenían síntomas que podrían conducir a este.

Los pacientes que sufren síndrome coronario a menudo desarrollan síntomas de trastorno de estrés postraumático, lo que les impide tomar sus medicinas.

Pero lo más relevante de ello es que las personas con la mayoría de los síntomas de trastorno de estrés postraumático tenían más del doble de probabilidades de tomar tomar sus medicamentos en comparación con aquellas que tenían menor cantidad de síntomas.

El Dr. Ian Kronish, internista general en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York y autor de esta investigación comenta que para los profesionales médicos es bastante común tratar con personas que han sufrido un ataque cardíaco. Sin embargo, para quien lo ha vivido en carne propia quedan secuelas que pueden dar lugar al trastorno.

“Pero para los pacientes, este es un evento centinela que puede cambiar sus vidas. Están preocupados de que vayan a morir. Están preocupados de que no van a volver a trabajar. Este trauma puede provocar TEPT. Pensamos que era posible que los mismos medicamentos que se recetan para proteger a los pacientes pudieran servir como recordatorios traumáticos en pacientes que desarrollan síntomas de TEPT después de un ataque cardíaco, y que esto podría llevarlos a evitar sus medicamentos”.

La necesidad de abordar el TEPT en cardiópatas

Según un estudio publicado en 2012 por colegas de Kronish, aproximadamente una de cada ocho personas diagnosticada con síndrome coronario agudo desarrolla también síntomas de TEPT.

“Si alguien tiene TEPT y luego tiene un ataque cardíaco o desarrolla TEPT después de un ataque cardíaco, puede afectar los resultados”, dijo Jeffrey Scherrer, director de investigación en el departamento de medicina familiar y comunitaria del Centro de Investigación de Resultados de Salud de la Universidad de Saint Louis en Missouri “Para mejorar la adherencia, los médicos deben detectar el TEPT y ser conscientes de su potencial para impulsar la recuperación”.

La psicoterapia y la medicación, ya sea solas o aplicadas de manera simultánea, han resultado eficaces para el tratamiento de TEPT. Sin embargo, es necesario que los médicos presten mayor atención a la presencia de los síntomas de este trastorno a fin de reducir el riesgo de un segundo ataque cardíaco.

Referencia:

Heart attack survivors who develop PTSD don’t always take heart meds. https://www.heart.org/en/news/2019/11/14/heart-attack-survivors-who-develop-ptsd-dont-always-take-heart-meds