Google, La compañía tecnológica más importante del mundo, ha decidido dar un gran paso a la innovación y esta vez entra en el ámbito bancario.

Un reporte del Wall Street Journal señala que Google planea ofrecer cuentas corrientes en 2020 a través de un nuevo proyecto financiero.

‘Cache’ es el nombre en código del nuevo proyecto con el que la compañía de Mountain View planea ingresar al mercado financiero en 2020, tras aliarse con Citigroup y una unidad financiera de la Universidad de Stanford (Stanford Credit Union).

El gigante tecnológico planea ofrecer cuentas corrientes

Este miércoles, Google informó que tiene planeado ofrecer a sus clientes cuentas corrientes en su billetera digital Google Pay para el 2020.

Esta nueva herramienta permitirá que los clientes usen Google Pay, pero su dinero será guardado en cuentas que cuenten con los estándares legales que requieren los bancos.

Se asocia con Citigroup y Stanford Credit Union, pero estima contar con otros aliados en un futuro

En unas declaraciones, Google afirmó que se encuentran explorando como asociarse con más bancos y entidades de crédito en Estados Unidos, y que su objetivo se basa en ayudar a sus clientes para obtener beneficios de herramientas muy útiles y que les permita gestionar sus finanzas.

Caesar Sengupta, vicepresidente de Google, aseguró que la empresa quiere asociarse profundamente con los bancos y sistemas financieros.

Si podemos ayudar a más personas a hacer más cosas de forma digital en línea, es bueno para internet y bueno para nosotros”, manifestó Sengupta.

Se estima que para 2020 Google Pay logre alcanzar los 100 millones de usuarios en el mundo, sin dudas un incremento verdaderamente fuerte, tomando en cuenta que para el 2018 contaba con 38 millones.

Además, esta alianza significaría una increíble oportunidad para Citigroup de aumenta el número de sus clientes, aún más allá de donde se encuentra físicamente.

Con este nuevo proyecto, Google se une a otros gigantes tecnológicos que ya han avanzado hacia la dirección financiera.

Microsoft y su incursión en el negocio de las aseguradoras con Allianz, Apple anunciando su primera tarjeta de crédito y ahora la nueva noticia de Google: Un proyecto para asignar cuentas bancarias a sus usuarios, nos hacen pensar que las tecnológicas buscan fortalecer su negocio y estar cerca de las necesidades de los usuarios.