Investigaciones sugieren que las redes sociales pueden ser perjudiciales para la salud mental, incluyendo la promoción de la ansiedad, la depresión y la disminución de la autoestima, entre otros efectos.

Actualmente el uso de Internet se ha vuelto prácticamente indispensable para todos, sin embargo, debemos tener en cuenta que no todo lo que ves o compartes en la web es tan privado como la forma en que los que estén del otro lado manipulen tu información. En este sentido, podrían existir ciertos modelos de negocio como los sitios web médicos aparentemente confiables, que nos hacen suponer que nuestra información está a salvo, sin embargo, un nuevo reporte señala que esta es una de las principales mentiras a la que nos enfrentamos.

Un reporte del Financial Times señala que los sitios web médicos comparten información de nuestra salud con grandes tecnológicas como Facebook o Google, por mencionar algunas. Cabe destacar que el análisis hizo referencia a los sitios en Reino Unido, sin embargo, no se descarta que los datos y las web de Estados Unidos estén realizando estas prácticas.

El análisis hace referencia a famosos sitios como WebMD, una página médica muy conocida por todos que envía información a sus anunciantes, como consecuencia, cuando ingresas a tu Facebook o cuenta en Google “sorprendentemente” te encuentras con anuncio o información relacionada con tus búsquedas –no, esto no es casualidad– .

Mira los resultados en vivo de cualquier deporte desde la pantalla de Android

Otras páginas citadas en el estudio son Babycenter o Drugs de Reino Unido, que según la fuente también venden información de salud como diagnóstico, historia médica y datos personales a estas tecnológicas que posteriormente te bombardean con información y anuncios relacionados.

Tal vez muchos pensarán que esto no debería pasar en Reino Unido, donde existen regulaciones como la GDPR que vela por la privacidad de los usuarios europeos.

Asimismo, la fuente señala que la UE clasifica a los sitios de salud como “información delicada” por lo que debería ser aún más estricto con el seguimiento de estos sitios.

Pero lamentablemente, todos estamos siendo observados a través de la web y los anunciantes hacen uso del modelo de negocio de Facebook y Google para conseguir clientes ponenciales aunque nuestra privacidad pague el precio.

Más en TekCrispy