Sistemas fluviales con afectados por acumulación de sedimentos y nitratos. Crédito: Rubén Ladrera (Universidad de La Rioja, España).

Los sistemas fluviales ubicados en las Zonas Vulnerables de Nitrato (ZNV) en España, el valle del Ebro, en las zonas occidentales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, ha mostrado una de las concentraciones de nitratos más elevadas entre las aguas poco profundas del Ebro. Es por ello que los agricultores de la zona deben cumplir de manera estricta con la normativa actual a fin de recuperar la calidad del agua.

Precisamente esta zona ha sido escogida por un equipo conformado por expertos de la Facultad de Biología y el Instituto de Investigación del Agua (IdRA) de la Universidad de Barcelona, la Universidad de La Rioja (UR ) y del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) para una investigación para conocer el impacto de la acumulación de sedimentos en dichas aguas.

Los hallazgos, publicados en la revista PLOS ONE, revelan que la biodiversidad presente en los sistemas fluviales del valle del Ebro se ve mucho más afectada por la acumulación de sedimentos que por el exceso de nitratos en el agua.

Los macroinvertebrados indican el estado del agua

Para esta investigación, los investigadores se guiaron por la comunidad de macroinvertebrados de agua, los cuales juegan un papel importante como bioindicadores de la calidad del agua.

Miguel Cañedo-Argüelles, miembro del Grupo de Investigación en Hidrología y Gestión de la Ecología del Agua Dulce (FEHM) de la UB e IdRA, explica que lo que estos animales comen, los sustratos que escogen, el tiempo en que se reproducen y demás tareas típicas de su existencia constituyen un indicador confiable del estado del agua.

“Las características ecológicas de estas comunidades de macroinvertebrados, es decir, lo que comen, los sustratos que eligen, cuánto tiempo tardan en reproducirse, etc., son un indicador confiable del estado ecológico y nos permiten determinar la calidad del agua hábitat indirectamente”.

El impacto de la acumulación de sedimentos es mayor

Los investigadores encontraron una alta concentración de nitratos, cuatro veces mayor a la establecida por la Directiva Marco de Agua de la UE, que indica 25mg/l como nivel máximo tolerable en los ecosistemas acuáticos.  Las concentraciones superiores a dicho límite son tóxicas para algunos organismos y estimula el crecimiento excesivo de algas y plantas acuáticas, según Rubén Ladrera, experto de la Universidad de La Rioja y primer autor de la investigación.

Por su parte, Cañedo-Argüelles explica que la actividad de los macroinvertebrados también “revelan un estado ecológico pobre de los ríos que rodean estas áreas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrícolas en La Rioja”.

Pero a pesar de que la acumulación de nitratos tiene fuerte influencia en el daño del agua de los ríos, la causa de mayor peso en esta degradación es en realidad la acumulación de sedimentos. “El mal estado ecológico no solo resultaría de la toxicidad del nitrato sino del daño del hábitat del agua debido a la acumulación de sedimentos en el río causados ​​por el efecto de la deforestación y las prácticas agrícolas”, afirma Cañedo-Argüelles.

Y en efecto, Ladrera ha explicado que impacto principal proviene de la alteración derivada de la acumulación de sedimentos finos en el agua. “Hay un movimiento en el taxón que vive en el mayor sustrato y aumenta la densidad de invertebrados que viven en sedimentos finos “, señala .

“Otros organismos afectados son los que se alimentan de microalgas o los que respiran a través de las branquias. En consecuencia, los taxones oportunistas capaces de adaptar la intensa alteración del hábitat terminan dominando el medio ambiente y esos organismos indicadores del buen estado ecológico de los ríos desaparecen”.

Desde hace más de veinte años, la Directiva Europea de Nitratos ha promovido buenas prácticas agrícolas a fin de reducir la cantidad de nitratos provenientes de estas y así proteger la calidad del agua. Sin embargo, estas no siempre se siguen, lo cual ha generado daños como el expuesto en este estudio.

Por ello, es necesario mejorar los planes de monitoreo ambiental, de modo que presten mayor atención a la calidad de los hábitats hídricos. De otro modo, será difícil alcanzar los estándares establecidos por la Directiva Marco del Agua, y más aún, preservar dicho recurso.

Referencia:

Agricultural impacts on streams near Nitrate Vulnerable Zones: A case study in the Ebro basin, Northern Spain. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0218582