El tiburón ballena (Rhincodon typus) es una especie pelágica y altamente migratoria que se alimenta por filtración y se distribuye por todo el mundo en aguas templadas tropicales y cálidas.

De acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los tiburones ballena se consideran en peligro de extinción, lo que significa que la especie ha sufrido una disminución de la población de más del 50 por ciento en las últimas tres generaciones, y se ubica a solo dos clasificaciones de la extinción.

India dice que duplicó el número de tigres, pero los científicos no lo creen

Movimiento y residencia

Si bien se han tomado medidas para en revertir, o al menos ralentizar esta situación, su difusa distribución ha obstaculizado tanto su estudio científico como los esfuerzos de conservación, por lo que queda un largo camino por recorrer para proteger a estos gentiles gigantes submarinos.

Los resultados de la investigación podrían ser útiles en los esfuerzos de conservación de este impresionante gigante marino.

Decididos en dar un paso en este sentido, un equipo internacional de investigadores de la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología de Arabia Saudita y de la Institución Oceanográfica Woods Hole de Estados Unidos, ha realizado un extenso estudio sobre el movimiento y la residencia del tiburón ballena combinando las técnicas científicas de censo visual, monitoreo acústico y telemetría satelital.

El equipo rastreó los patrones de movimiento a largo plazo del tiburón ballena cerca del arrecife Shib Habil, un conocido punto de encuentro de tiburones ballena en el Mar Rojo. El equipo monitoreó un total de 84 tiburones diferentes durante un período de 6 años.

Entendimiento ampliado

Los investigadores utilizaron el conjunto de datos recopilados para caracterizar la estacionalidad, distribución espacial y patrones de dispersión de la agregación, con lo que se obtuvo nueva información sobre sus comportamientos, un entendimiento que podría ayudar a los esfuerzos de conservación.

El tiburón ballena es una especie pelágica altamente migratoria que se alimenta por filtración y se distribuye por todo el mundo.

Los datos revelaron que la agregación es altamente estacional, siendo más abundantes en abril y mayo, y que muchos de los tiburones regresaron a este punto regularmente año tras año. El estudio también mostró un número aproximadamente igual de tiburones machos y hembras que usan el sitio, algo que podría ser exclusivo de Shib Habil.

Hay una combinación de factores que contribuyen a la disminución de las poblaciones de tiburones ballena en todo el mundo, incluida la pesca selectiva, las pérdidas de captura incidental debido a la pesca, las embestidas de embarcaciones, los desechos marinos y la contaminación.

Los peces sienten pena y dolor como otros animales

Los datos recopilados permiten describir con gran detalle el comportamiento de la residencia, la filopatría estacional y la distribución espacial de los tiburones agregados, así como investigar la aparente integración sexual encontrada en este sitio.

Estos resultados podrían usarse para dirigir los esfuerzos de gestión local y ayudar a conservar este impresionante gigante marino.

Referencia: Multi-method assessment of whale shark (Rhincodon typus) residency, distribution, and dispersal behavior at an aggregation site in the Red Sea. Plos One, 2019. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0222285

Más en TekCrispy