WeWork, la empresa inmobiliaria que se dedica a alquilar espacios de trabajo para empresas emergentes –actividad conocida como co-working–, podría estar considerando contratar a John Legere, el CEO de la empresa de tecnología T-Mobile conocido por sus polémicos comentarios.

Un reporte de Wall Street Journal señala que WeWork está pensando en contratar a Legere, luego de la reciente caída de la compañía que casi los deja fuera del negocio inmobiliario luego de los meses turbulentos que ha sufrido la empresa.

Tras la renuncia de Adam Neumann fundador de la compañía, WeWork estaba participando por una oferta pública inicial (OPI) que se vino abajo, dejando a la compañía con muchos espacios de trabajo y pocas empresas interesadas en sus servicios tras los movimientos sospechosos detectados en la bolsa de valores.

Legere representa una posibilidad para la compañía, pues el ejecutivo cuenta con un historial bastante interesante en lo que se trata de mejorar el estatus de las empresas. El caso más conocido es su dirección en T-Mobile. El empresario estuvo a cargo de la compañía desde el 2012 cuanto esta se encontraba en el cuarto lugar de las empresas de telefonía de Estados Unidos.

Posteriormente, la compañía se posicionó como una de las telefonías más poderosas en el mercado y logró incluso la fusión con Sprint, permitiendo acceder a más alternativas a nivel de telecomunicación. Esta estrategia le permitió a la compañía extender el contrato de trabajo del Sr. Legere hasta el 30 de abril de 2020.

Sin embargo, no sabemos que pasará con las compañías tras el anuncio, pues según el Wall Street, -las acciones de T-Mobile cayeron un 2% el lunes por la tarde, mientras que las acciones de Sprint cayeron un 2.8%.

Actualmente SoftBank es la empresa que respalda WeWork, tras el fracaso de la compañía por lo que aparentemente busca mejorar su situación actual a como dé lugar, entre sus planes se consideran tres pasos para reducir costos y como podemos ver una renovación radical en su estructura organizativa empresarial.