Aunque la idea de criar bebés fuera del cuerpo, lo que se conoce como ectogénesis o exogénesis, es propia de novelas y películas, investigadores de todo el mundo han estado explorando esta posibilidad logrando avances concretos.

Sobre la base de estos avances, muchos científicos que trabajan en biotecnología reproductiva creen que con el apoyo científico y legal necesario, la ectogénesis es una posibilidad real para el futuro.

Una alternativa factible

La discusión principal sobre los úteros artificiales se ha centrado en su beneficio potencial para aumentar la tasa de supervivencia de los bebés extremadamente prematuros.

Actualmente, los bebés nacidos antes de las 22 semanas de gestación tienen pocas o ninguna esperanza de supervivencia, y para los nacidos a las 23 semanas, es probable que sufran una variedad de discapacidades.

Hay quienes consideran los llamados úteros artificiales como profundamente repugnantes y fundamentalmente contrarios al orden reproductivo natural.

El uso de una tecnología que imite el útero materno, al proporcionar oxígeno, un tipo de líquido amniótico sustituto, acceso al cordón umbilical y toda el agua y nutrientes necesarios e incluso medicamentos, podría ayudar a los bebés extremadamente prematuros a sobrevivir y mejorar sus perspectivas de vida.

Un útero artificial podría permitir a las mujeres infértiles, ya sea por razones fisiológicas o sociales, la posibilidad de tener un hijo. También puede ofrecer oportunidades para que las mujeres nacidas sin útero, o aquellas que han perdido el útero debido a cáncer, lesiones o afecciones médicas, tengan hijos.

La posibilidad de tener hijos también se extendería a mujeres transgénero, hombres solteros y que parejas homosexuales se conviertan en padres sin necesidad de recurrir un útero sustituto. También evitaría exponer al feto en crecimiento a daños externos como enfermedades infecciosas.

Consideraciones éticas

Si bien la perspectiva de desarrollar úteros artificiales puede ofrecer esperanza para muchos, también destaca una serie de peligros potenciales y una larga lista de consideraciones éticas.

En principio, hay quienes consideran los llamados úteros artificiales como profundamente repugnantes y fundamentalmente contrarios al orden reproductivo natural.

Los avances de los científicos pudieran justificarse si el uso de úteros artificiales en situaciones de emergencia, básicamente para salvar la vida de recién nacidos extremadamente prematuros. Sin embargo, usarlos en otras circunstancias podría necesitar consideraciones sociales y políticas más amplias.

La discusión principal sobre los úteros artificiales se ha centrado en su beneficio potencial para aumentar la tasa de supervivencia de los bebés extremadamente prematuros.

Sin primero establecer marcos regulatorios y éticos legales claros, el desarrollo y uso de úteros artificiales podrían ser problemáticos. Se requiere establecer claramente los derechos de interrupción del embarazo, los problemas de paternidad y tutela, las limitaciones a la experimentación y otros problemas antes de que la tecnología se logre plenamente y esté disponible.

Si bien la futura implementación de esta tecnología podría ofrecer resultados ventajosos, en el presente hay otros problemas que requieren atención inmediata.

Mejorar los servicios de salud materna, promover la igualdad de oportunidades en el lugar de trabajo y reducir el impacto de los determinantes sociales de la salud en los resultados fetales, son preocupaciones urgentes que deben ser abordadas antes de tan siquiera considerar lo que podría deparar el futuro de la biotecnología reproductiva.

Referencias:

Artificial womb technology and the frontiers of human reproduction: conceptual differences and potential implications. Journal of Medical Ethics, 2018. https://doi.org/10.1136/medethics-2018-104910

Artificial womb technology and the significance of birth: why gestatelings are not newborns (or fetuses). Journal of Medical Ethics, 2019. https://doi.org/10.1136/medethics-2019-105723

Challenging the ‘Born Alive’ Threshold: Fetal Surgery, Artificial Wombs, and the English Approach to Legal Personhood. Medical Law Review, 2019. https://doi.org/10.1093/medlaw/fwz014

An extra-uterine system to physiologically support the extreme premature lamb. Nature Communications, 2019. https://doi.org/10.1038/ncomms15112