Un reporte del Wall Street Journal señala que Google está recopilando información delicada de los usuarios a través de su nuevo proyecto denominado “Proyecto Ruiseñor” o ‘Project Nightingale’. Al parecer los pacientes de 21 estados de EE.UU. podrían haber sido espiados sin su consentimiento.

Google se asoció con Ascension una compañía tecnológica de la salud que se define a sí misma como: “una organización de atención médica basada en la fe dedicada a la transformación a través de la innovación a través de la continuidad de la atención”.

Ascension es una compañía enfocada en prestar servicios de salud pública en St. Louis, el reporte señala que Google está utilizando su tecnología de inteligencia artificial para acceder a los datos de salud de los pacientes con el fin de crear una solución avanzada para cubrir las necesidades de los pacientes de forma personalizada.

Antecedentes

No es la primera vez que Google es acusada de violación a la privacidad y acceso a la información personal de la salud de sus usuarios, un reporte reciente afirma que la compañía de Mountain View accedió a miles de datos a través del Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Por supuesto, la compañía justificó sus acciones alegando que se encontraba desarrollando una herramienta que ayudara a “predecir con precisión los eventos médicos, como si los pacientes serán hospitalizados, cuánto tiempo permanecerán y si su salud se deteriora a pesar del tratamiento para afecciones como como infecciones del tracto urinario, neumonía o insuficiencia cardíaca “, dijo la compañía en una publicación de blog.

Por su parte, Ascension respondió a las acusaciones del WSJ asegurando que su asociación con Google se debe a fines netamente profesionales, ya que buscan “optimizar el sistema de salud y el bienestar de las personas”. 

Actualmente la situación de los sistemas hospitalarios a nivel de seguridad es muy precaria según estudios publicados recientemente. Por otro lado, las aplicaciones de salud actualmente están cobrando auge, pues los ciudadanos buscan alternativas saludables para controlar o equilibrar su estilo de vida agitado. Es por esto que las tecnológicas buscan desarrollar alternativas para vender más productos de este tipo.