La cámara en su concepto más esencial es un invento fantástico, tanto que si vemos hoy en día hasta donde han llegado como herramienta de apoyo, resulta sorprendente. Es decir, considerando su función de tomar fotos y grabar videos, la cámara se ha ido incorporando los equipos que más usamos y se ha convertido en un elemento esencial para diversas tareas. De esta manera, no concebimos un smartphone sin cámara y basándonos en ello, queremos presentarte un uso muy interesante que puedes darle a tus viejos smartphones.

Tomando en cuenta que hasta los equipos Android más viejos cuentan con cámaras, podemos rescatarlos para darles uso como cámaras IP. Para ello, usaremos una aplicación llamada IP Phone Camera.

Un viejo Android, una cámara IP en potencia

Para comenzar en este asunto vamos a definir el concepto de cámara IP, considerando que generalmente estamos familiarizados con la popular webcam. La cámara IP es un tipo de cámara con la capacidad de establecer conexiones a través del protocolo IP, es decir, tienen la posibilidad de conectarse a una red a través del WiFi, USB o un puerto Ethernet. En ese sentido, si necesitas un dispositivo de este tipo, echa un vistazo a tu viejo smartphone puesto que, es lo más parecido a una cámara IP.

Tomando en cuenta que el smartphone tiene posibilidades de conexión y una cámara, lo único que necesitamos es una aplicación para administrarla. De modo que, solo es cuestión de descargar la aplicación en el dispositivo para comenzar a usarlo como una cámara de seguridad IP.

IP Phone Camera es una aplicación bastante versátil en la gestión del smartphone como cámara IP. Una vez instalada, debes configurar el tipo de conexión entre los 3 que ofrece: red WiFi, Hotspot y datos móviles. Con el primero, solo basta con conectar el smartphone a la misma red WiFi del computador e ingresar a través de la IP que muestra para ver las imágenes.

Por su parte, Hotspot estará disponible si el smartphone cuenta con la función de Zona WiFi, de esta manera, podrás conectar el computador al Hotspot y ver la transmisión. Por último está la posibilidad de usar los datos móviles, muy útil si saldrás del área de cobertura de la red WiFi y quieres seguir viendo las imágenes, sin embargo, toma en cuenta el gasto adicional en datos.

El acceso a las imágenes se realiza siempre desde el navegador, sin embargo, la aplicación cuenta con un cliente para Windows con algunas opciones adicionales.

Para obtener la aplicación Android, sigue este link.

Para obtener el cliente Windows, sigue este link.