Si bien tradicionalmente la cirugía plástica ha sido una especialidad dominada por los hombres, el número de mujeres que ingresan al campo ha aumentado sustancialmente. Hace 50 años, solo 2 por ciento de los médicos residentes de cirugía plástica eran mujeres, pero en la actualidad esa cifra supera el 38 por ciento.

Se sabe que la fertilidad de las mujeres disminuye en alrededor del 50 por ciento desde los 20 hasta los 30 años, que es también el período en que los cirujanos plásticos reciben capacitación de residencia y becas de formación.

Las técnicas de atención plena mejoran el rendimiento académico y reducen los niveles de estrés

Desafíos de la maternidad

Los resultados de un reciente estudio revelaron que las demandas de capacitación en cirugía plástica pueden afectar negativamente la planificación familiar y la salud reproductiva para los aprendices de la especialidad.

Las alumnas de cirugía plástica fueron más propensas manifestar que planeaban retrasar la maternidad hasta después del entrenamiento.

Para el estudio, el equipo de investigación realizó una encuesta electrónica anónima a todos los residentes y becarios actuales de cirugía plástica en los Estados Unidos (edad media: 31,7 años) para evaluar los desafíos de la maternidad y la planificación familiar.

La encuesta abarcó preguntas sobre información demográfica, nivel de capacitación, complicaciones obstétricas, licencia parental, lactancia materna y uso de tecnología de reproducción asistida.

Sobre la base de las respuestas, los investigadores encontraron que el 58,6 por ciento de los encuestados estaban casados ​​y el 35,3 por ciento informaron al menos un embarazo para ellos o para su pareja.

Estigma negativo

La mayoría de los encuestados, 67,4 por ciento de los hombres y 76,5 de las mujeres, informaron haber pospuesto intencionalmente tener hijos debido a su carrera. Las aprendices eran más propensas a reportar un estigma negativo debido al embarazo y a manifestar que planeaban retrasar la maternidad hasta después del entrenamiento.

Alrededor del 20 por ciento de los alumnos informaron que utilizan tecnologías de reproducción asistida, lo que implica dificultades para concebir. Más de la mitad (56 %) informaron una complicación durante el embarazo, una tasa casi cuatro veces mayor que en la población general.

En la actualidad, más del 38 por ciento de los médicos residentes de cirugía plástica son mujeres.

Este mayor riesgo puede reflejar factores como la falta de sueño, estrés emocional y físico, y una variedad de exposiciones relacionadas con la atención médica.

Hackers inyectan malwares en documentos educativos

El permiso de maternidad promedio fue de 5,5 semanas para las alumnas, mientras que el permiso de paternidad para los alumnos fue de solo 1,2 semanas. 39 por ciento de las aprendices amamantaron por menos de seis meses, y menos de un tercio informó que tenía acceso inmediato a instalaciones para extraer leche materna mientras estaban amamantando.

En conjunto, estos hallazgos ayudan a identificar posibles soluciones para ayudar a los aprendices a equilibrar sus carreras con las demandas del embarazo y la crianza de los hijos, por ejemplo, una programación más flexible, políticas de licencia parental remunerada y otros pasos para promover una cultura de embarazo, lactancia y cuidado de niños.

Referencia: The Impact of Plastic Surgery Training on Family Planning and Prenatal Health. Plastic and Reconstructive Surgery, 2019. https://doi.org/10.1097/PRS.0000000000006100

Más en TekCrispy