Existen muchos estudios cuyos resultados demuestran las bondades de la actividad física, tanto en hombres como en mujeres. Pero a pesar de ello, la comunidad ha desconfiado de los resultados en las mujeres bajo la teoría de que las fluctuaciones hormonales relacionadas con el ciclo menstrual pueden arrastrar errores.

Sin embargo, una investigación publicada recientemente en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise ha logrado desmentir esta creencia, demostrando que los beneficios relacionados con la salud cerebral y la cognición se obtienen independientemente del ciclo menstrual. 

El documento es una respuesta a los datos que muestran el 64 por ciento de los estudios de neurociencia del ejercicio que no han incluido a participantes femeninas debido a esta creencia ya abolida. 

Investigación revela violencia generalizada y maltrato de mujeres en el parto

Ejercicio en dos fases del ciclo menstrual

Un equipo de investigadores reunió un grupo de mujeres eumenorréicas, es decir, que menstrúan normalmente, a las cuales solicitaron completar series de ejercicio aeróbico de 20 minutos en una bicicleta estacionaria a una intensidad moderada. La dinámica se llevó a cabo en dos fases distintas del ciclo menstrual, folículo temprano y lúteo medio.

Después de completar la actividad aeróbica, las participantes completaron una serie de pruebas cognitivas y los resultados mostraron una mejora sustancial de la función ejecutiva post-ejercicio, la cual fue igual para ambas fases del ciclo menstrual. La función ejecutiva es un mecanismo cognitivo que nos permite tomar decisiones eficientes de manera rápida para de esta forma cumplir nuestros objetivos. 

Las variaiones hormonales no afectan los beneficios del ejercicio

“Las variaciones hormonales en el ciclo menstrual no jugaron un papel en la determinación del beneficio cognitivo que las mujeres reciben de un solo ejercicio aeróbico”, explicó Kennedy Dirk, ex miembro del equipo femenino de hockey sobre hielo de Western Mustangs, y ahora Coordinadora de la Zona de Reducción de Tabaco en los Servicios de Salud de Alberta.

“No importa qué fase del ciclo menstrual esté experimentando una participante femenina en ese momento, no debería ser un factor limitante para determinar su inclusión en la investigación de neurociencia del ejercicio”.

Según el profesor de Kinesiología Matthew Heath, esta investigación va de la mano con los resultados de otras más generales que dejan ver que no hay evidencia suficiente de que las fases del ciclo menstrual influyan en las funciones cognitivas en las mujeres, así como otros que demuestran que estas tampoco influyen en los beneficios relacionados con el ejercicio para la salud en el cerebro.

De modo que no hay excusa válida para no ejercitarse. La actividad física está ampliamente recomendada para las mujeres, no solo por evitar la acumulación de grasa, sino precisamente por los beneficios cognitivos inherentes que podrían incluso prevenir enfermedades en la vejez.

Referencia:

Exercise and Executive Function during Follicular and Luteal Menstrual Cycle Phases. https://insights.ovid.com/crossref?an=00005768-900000000-96480

Más en TekCrispy