Según una publicación en la revista BioScience, hace 40 años científicos de 50 naciones del mundo que asistieron a la primera Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático estuvieron de acuerdoen que “las tendencias alarmantes hacían necesario actuar con urgencia”.

Ante tal aseveración, podríamos haber esperado que se aplicaran medidas para contrarrestar la amenaza inminente. Pero a pesar de tantas advertencias, y aún con suficiente evidencia como para empezar a creer en la fatalidad de la situación, las emisiones de gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global “siguen aumentando rápidamente, con efectos cada vez más perjudiciales en el clima de la Tierra”.

Y el resultado es una situación incluso aún más grave estimulada por otros problemas como la contaminación plástica y la extinción de especies. Según los científicos, “se necesita un inmenso aumento de escala en los esfuerzos para conservar nuestra biosfera para evitar sufrimientos indecibles”.

Los humanos han estado cambiando el paisaje de la tierra por más de 3000 años

Y es que en efecto, según la publicación, la humanidad está por enfrentar un “sufrimiento incalculable” de no abordar la emergencia climática que sacude al planeta desde hace varios años y que no ha hecho más que empeorar.

La crisis ha sido estimulada por factores humanos derivados de la quema de combustibles fósiles para la energía y la industria, la pérdida de bosques, la agricultura intensiva y el crecimiento de la actividad ganadera.

Y aunque a lo largo de las últimas décadas se han registrado iniciativas sostenibles, estas siguen siendo insuficientes y mínimas frente al gran problema. “Con pocas excepciones, generalmente hemos llevado a cabo las actividades habituales”, dice la declaración.

¿Cómo evitar el sufrimiento que podría causar la emergencia climática?

En cuanto a acciones, los científicos han recomendados seis pasos básicos para abordar la crisis climática y evitar todos los males derivados de ella. En primer lugar, se deben tomar medidas masivas de energía y conservación con el fin de reducir el uso de combustibles fósiles en el mundo y, por consiguiente, la contaminación.

Las Manos, Globo, Tierra, Protección, Planeta, Mundo
Los humanos deben tomar acciones contundentes en cuanto a su alimentación, hábitos de consumo, emisión de gases e incluso sobrepoblación a nivel mundial para abordar la emergencia climática.

Pero además de reducir estas fuentes de emisión de gases, también se debe abogar por el cuidado de los espacios naturales, siendo de especial interés los bosques, que como bien sabemos, se encargan de recolectar el carbono y evitar el efecto invernadero.

Los científicos también sugieren que cambiar a una dieta vegana podría ayudar en este aspecto, pues el consumo de carne da lugar a mayores emisiones de gas metano, otro gas de efecto invernadero, como hemos dicho en otras oportunidades.

También se ha hablado de acciones en el marco de la economía, la cual debe reinventarse de tal forma que sea compatible con una vida sostenible. Los seres humanos deben tomar una decisión radical entre el crecimiento económico basado en el alto consumo, o “mejorar el bienestar humano al priorizar las necesidades básicas y reducir la desigualdad”.

Y por último, y quizás también un poco drástico, considerar el tema del aumento de la población en el mundo, que según citan en el artículo, es de 80 millones de personas al año en la actualidad. Esta cifra debe reducirse y estabilizarse rápidamente en conjunto con las otras acciones planteadas.

Referencia:

World Scientists’ Warning of a Climate Emergency. doi.org/10.1093/biosci/biz088

Más en TekCrispy