Celular Aprendizaje

Hace poco hablamos de la influencia del efecto FOMO (“Fear Of Missing Out”), el miedo a perderse algo, en las crisis existenciales de las personas en nuestra actualidad, el cual, en un círculo vicioso con las redes sociales, estimula sentimientos de envidia e insatisfacción con la imagen y vida propia por compararse siempre con los demás.

En varias oportunidades hemos hablado de la influencia de las redes sociales en los disgustos que experimentan las personas a diario, las cuales pueden incluso generar un estrés que muchos liberan pasando más tiempo dentro de dichas plataformas. Y de hecho, en las publicaciones de muchas personas parece haber evidencia de la situación emocional y psicológica en general de estas, incluso de su soledad.

Conscientes de ello, un equipo de investigadores de Penn Medicine decidió indagar en las redes sociales, específicamente Twitter, para determinar qué factores o temas podrían estar relacionados con la soledad entre sus usuarios. Sus hallazgos se publican en la vista BMJ Open, y sugieren que los usuarios que tuiteaban frecuentemente sobre la soledad también compartían con frecuencia contenido relacionado con preocupaciones de bienestar mental, luchas con las relaciones, uso de sustancias e insomnio. 

Análisis lingüístico de los tuits

Los investigadores seleccionaron a usuarios de Twitter ubicados en Pensilvania con cuentas de acceso público, reuniendo un total de 6,202 individuos cuyos tuits incluyeron palabras como “solitario” o “solo” más de cinco veces durante el período de 2012 a 2016. 

Analizando las publicaciones de los usuarios de Twitter de Pensilvania encontraron que muchos expresaban su necesidad de apoyo social en la red.

Entonces compararon estos con un grupo similar que no tenía esas palabras en sus publicaciones en Twitter, y encontraron que los usuarios “solitarios” tuitearon casi el doble. Además, tenían más probabilidades de hacerlo por la noche. 

Aplicaron varios modelos analíticos lingüísticos diferentes y encontraron que los usuarios “solitarios” publicaban con frecuencia contenido sobre las las luchas con las relaciones (por ejemplo, usando frases como “querer a alguien” o “nadie a”), uso de sustancias (“fumar”, “hierba” y/o “borracho”) y problemas con la regulación de sus emociones (“Solo quiero”, “No puedo” y/o el uso de improperios).

Los tuiteros que hacían publicaciones sobre soledad estaban extremadamente relacionados con altos niveles de ira, depresión y ansiedad en comparación con el grupo que no incluía este tipo de contenido en sus perfiles. 

También se observó que los usuarios “no solitarios” parecían tener conexiones sociales, pues había más probabilidades de entablar conversaciones, muchas de las cuales podían incluir nombres de otros usuarios por medio de la opción “@twitter_handle” en sus tuits. 

Ante ello, los autores sugieren que los usuarios solitarios expresan sus necesidad de apoyo social en la red, y al no satisfacerla se expresan con ira:

“En Twitter, encontramos usuarios solitarios que expresan la necesidad de apoyo social, y parece que el uso de improperios y la expresión de ira es una señal de que no se ha cumplido. En el futuro, tendremos que probar esto para determinar si uno puede causar el otro: ¿la soledad causa enojo o viceversa?”.

El potencial destructivo de la soledad

La soledad es un problema de salud pública relacionado a afecciones como depresión y enfermedades cardiovasculares.

Según cifras suministradas por los autores, se estima que la soledad afecta aproximadamente a uno de cada cinco adultos en los Estados Unidos. La situación es más preocupante de lo que muchos creerían, pues se ha catalogado como una crisis de salud pública que no se limita únicamente a estar solo, sino que se conecta con la depresión, demencia e incluso enfermedades cardiovasculares, entre otras afecciones. 

Tal como indica la autora principal del estudio, Sharath Chandra Guntuku, científica investigadora del Centro de Salud Digital de Penn Medicine, “la soledad puede ser un asesino lento, ya que algunos de los problemas médicos asociados con él pueden tardar décadas en manifestarse”. 

“Si somos capaces de identificar individuos solitarios e intervenir antes de que las condiciones de salud asociadas con los temas que descubrimos comiencen a desarrollarse, tenemos un cambio para ayudarlos mucho antes en sus vidas. Esto podría ser muy poderoso y tener efectos duraderos en salud pública”.

Por su parte, Rachelle Schneider, coordinadora de investigación en el Centro de Salud Digital y coautora del estudio, destaca el papel de las redes sociales al proveer información útil a los investigadores y clínicos para medir la soledad a lo largo del tiempo. 

De hecho, estos hallazgos pueden ser útiles para estimular la identificación de los usuarios que se sienten solos y de esta forma proporcionarles alternativas de apoyo eficientes para mejorar su situación emocional y prevenir daños mayores.

Referencia:

Anger, anxiety, insomnia: Tweets from Twitter users could predict loneliness. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2019-11/uops-aai103019.php