FOTO: Ollie Millington/Getty Images

A un año de la huelga realizada en defensa de la acción climática, 1,000 empleados de Google firmaron una carta abierta solicitando a los directivos de la compañía crear un plan para combatir la crisis del cambio climático.

Empleados de Google se unen a empresas tecnológicas como Amazon que luchan para obtener mayor acción climática por parte de sus compañías, en una carta breve publicada en Medium, los empleados solicitan a la compañía crear un plan de acción a favor del ambiente.

Empleados de Google en protesta en contra del cambio climático. Foto: Mason Trinca (Getty)

En la carta dirigida a la ejecutiva Ruth Porat, directora financiera de Google, los empleados solicitan lo siguiente:

Nosotros, los trabajadores firmantes de Google, de acuerdo con la gravedad y la urgencia de la crisis climática global y su daño desproporcionado a las personas marginadas, pedimos a Google que se comprometa y publique un plan climático para toda la empresa que incorpore:

1.Cero emisiones para 2030.

2. Cero contratos para permitir o acelerar la extracción de combustibles fósiles.

3. Cero fondos para grupos de reflexión, cabilderos y políticos que niegan o retrasan el clima.

4. Cero colaboración con entidades que permiten el encarcelamiento, vigilancia, desplazamiento u opresión de refugiados o comunidades de primera línea.

Google y sus contribuciones a organizaciones que niegan el cambio climático

Los puntos tres y cuatro de la carta, hacen referencia al hecho de que Google ha colaborado con organizaciones que rechazan el cambio climático. Un reporte reciente de The Guardian la compañía de Mountain View ha hecho donaciones “sustanciales”  a grupos de organizaciones que van en contra de la defensa del cambio climático en Washington.

De acuerdo con el medio, Google publicó una lista de las organizaciones a las que contribuye y entre estas se refleja Competitive Enterprise Institute (CEI) un grupo político que apoya la idea de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París.

El reporte señala que Google también apoya a State Policy Network, una organización que apoya a Heartland Institute, un grupo anticiencia que también niega el cambio climático. Si bien la compañía de Mountain View no ha declarado que esté a favor de estas organizaciones, asegura que sus donaciones tampoco significan que apoye la causa.

El cambio climático es una situación que afecta a todos, sin embargo, existen compañías como Amazon o Google cuyas procesos podrían ser los principales factores de riesgo para este. Google es una de las compañías que cuenta con proyectos como Google Cloud and Oil o Gas and Energy, iniciativas creadas por la compañía para vender servicios a la industria petrolera.

Con esta carta abierta, los empleados de Google se unen a la huelga convocada por los empleados de Microsoft y Amazon, quienes también solicitaron a las tecnológicas que cortaran relación con empresas que afecten el cambio climático.