Si eres de las personas que tiene dificultades para comer un almuerzo saludable durante la jornada laboral, los resultados de una encuesta realizada por la empresa Harris Insights & Analytics para la Asociación Americana de Cardiología (AHA, por sus siglas en inglés) sugieren que estás lejos de estar solo.

La encuesta, que incluyó a más de 900 adultos estadounidenses que suelen almorzar durante las horas de trabajo, reveló que el 56 por ciento se esfuerza por tener un almuerzo saludable en el trabajo, mientras que el 77 por ciento manifestó que es más probable que tomen decisiones más saludables en otros momentos del día si tienen un almuerzo saludable.

¿Por qué las parejas casadas solían dormir en camas separadas?

Elecciones de alimentos

En general, el 91 por ciento de los encuestados expresó que estaba interesado ​​en tener un almuerzo de trabajo más saludable, y que los menores de 40 años tenían más probabilidades de estar muy interesados ​​en tener un almuerzo saludable que los mayores de esa edad (65% frente a 55%).

La mayor parte de los encuestados en cuyo lugar de trabajo disponen de una cafetería, servicio de comida o máquinas expendedoras usan esos lugares, al menos algunas veces.

Al respecto, la doctora Anne Thorndike, profesora en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y vicepresidenta del comité de nutrición de la AHA, comentó:

“El hallazgo de que las elecciones de alimentos más saludables en el trabajo pueden afectar las elecciones de alimentos durante el resto del día presenta una oportunidad única para que el lugar de trabajo tenga una influencia positiva no solo en la salud del empleado sino también en la salud de la familia del empleado”.

La encuesta también encontró que el 82 por ciento de los encuestados dijo que tener opciones de alimentos saludables en el trabajo es importante para ellos, y el 68 por ciento valora la ayuda de su empleador para mejorar su salud.

Esfuerzo recompensado

Aproximadamente 4 de cada 5 encuestados en cuyo lugar de trabajo disponen de una cafetería, servicio de comida o máquinas expendedoras, dijeron que usaban esos lugares, al menos algunas veces.

El 86 por ciento de los encuestados informó que, al menos en algunas ocasiones, preparaba sus almuerzos de trabajo en casa, pero esto fue más probable entre las mujeres que entre los hombres (91% frente al 82%).

La disponibilidad limitada, la conveniencia y la preferencia de sabor disponibles son factores influyentes.

En un día estresante en el trabajo, el 35 por ciento de los encuestados indicó que es menos probable que su almuerzo fuera saludable, en comparación a otros días, y esto fue un efecto más común entre las mujeres que los hombres (40% frente al 32%).

¿Por qué algunos alimentos son adictivos?

Mientras que el 44 por ciento dijo que la disponibilidad limitada de alimentos saludables tiene un impacto significativo en comer un almuerzo poco saludable, la conveniencia y la preferencia de sabor disponibles son un factor importante.

Los investigadores resaltan que hay una recompensa por esforzase en tener un almuerzo saludable: vivir mejor. Tal vez este beneficio no sea perceptible el primer día, pero con el tiempo, cuando las personas adoptan dietas más saludables, se sienten y viven mejor.

Referencia: Building Healthy Lunch Habits at Work. American Heart Association, 2019. https://bit.ly/2qrsfhR

Más en TekCrispy