La quimioterapia ha sido uno de los tratamientos más drásticos y polémicos ideados por la ciencia médica, sin embargo, se sabe que ha sido especialmente eficiente en la curación del cáncer infantil.

Pero los estudios en torno a este método sigue evaluándose con cuidado, y de hecho, uno de ellos ha generado resultados negativos para su selección. Según lo planteado en el artículo publicado en la revista Blood, hay evidencia de que la quimioterapia tambien puede preparar a algunos pacientes para una recaída, causando resistencia a los medicamentos.

“Nuestro estudio revela la dinámica de evolución de la leucemia linfoblástica aguda (ALL) pediátrica, que sugiere por primera vez que el tratamiento con quimioterapia, particularmente las tiopurinas, puede causar mutaciones que conducen a la resistencia a los medicamentos en los pacientes”, afirmó el co-autor del estudio, Jinghui Zhang, Ph.D. presidente del Departamento de Biología Computacional del Hospital de Investigación Infantil St. Jude.

La leucemia linfoblástica aguda es el tipo de cáncer infantil más común. Y aunque con el tratamiento actual, tiopurinas, más del 90 por ciente de los pacientes pediátricos sobreviven a largo plazo, si se presenta una recaída los resultados son fatales. De hecho, la recaída representa entre el 70 y 80 por ciento de todas las muertes de estos pacientes.

Mutaciones adquiridas durante el tratamiento

Los investigadores reunieron a 103 pacientes jóvenes diagnosticados con ALL que tuvieron una recaída, en su mayoría nueve o más meses después de su diagnóstico. Todos ellos fueron tratados en China, donde se sometieron a una secuenciación completa del genoma de las células leucémicas que se recolectaron durante el diagnóstico y la recaída, y del ADN normal.

De estos, aproximadamente el 20 por ciento presentó mutaciones asociadas con la recaída, y algunas de estas asociadas con la resistencia a los medicamentos. Entre ellas, mutaciones específicas de recaída adquiridas en 12 genes involucrados en la respuesta al fármaco, dentro de los cuales estaba un nuevo gen llamado FPGS, relacionado con la recaída. También encontraron que las tiopurinas causaron una de las nuevas firmas mutacionales.

“Las firmas mutacionales son específicas y están relacionadas con la terapia, ya que solo están presentes en los genomas de pacientes con LLA recidivante, pero no en otros genomas de cáncer pediátricos o adultos”.

Durante este estudio, se observó que 55 por ciento de los pacientes pediátricos recayeron en su enfermedad a 36 meses después del diagnóstico, e incluso antes de que finalizaran el tratamiento.

Estos presentaron la mayoría de las mutaciones específicas vinculadas a la recaída en los 12 genes de resistencia a los medicamentos, incluso comparados con los pacientes que recayeron antes de los 36 meses.

Y luego de analizar los resultados arrojados por el modelo matemático empleado, el análisis mutacional y otras pruebas típicas, los autores concluyeron que la recaída más temprana pudo haber sido causada precisamente por células tumorales resistentes a los medicamentos.

Pero en cambio, para la recaída posterior, los resultados sugieron que esta se produjo por células tumorales parcialmente resistentes a los medicamentos que estaban presentes en el diagnóstico y adquirieron mutaciones como resultado del tratamiento. Luego, estas células se dividen y causan recaídas.

Sgún Jun J. Yang, Ph.D., de los Departamentos de Oncología y Ciencias Farmacéuticas de St. Jude y coautor de este estudio, “esto sugiere que la resistencia a los medicamentos no es una conclusión inevitable. Puede prevenirse mediante cambios en la dosis o el momento del tratamiento”.

Estos resultados son útiles para reconsiderar los métodos actuales para tratar la enfermedad, y considerar terapias menos tóxicas y más precisas. El camino aún no está claro, sin embargo, de lograrlo podría reducir la tasa de mortalidad entre los niños afectados.

Referencia:

Therapy-induced mutations drive the genomic landscape of relapsed acute lymphoblastic leukemia, Blood (2019). DOI: 10.1182/blood.2019002220