Aunque los perros de raza pura parecen exhibir siempre los mismos rasgos que sus similares en comparación con los perros mestizos, que pueden nacer con características físicas diferentes, puede que el color del pelaje varíe de vez en cuando.

Ahora bien, cuando esto ocurre, no necesariamente tenga que ver con falta de pedigrí perruno, ni mucho menos un defecto. En su lugar, los investigadores plantean la posibilidad de que una variante genética oculta haya decidido manifestarse.

De hecho, esto fue demostrado por los investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Purdue recientemente. En un artículo científico publicado en la revista PLOS ONE revelan que algunas razas de perros tienen rasgos que han estado ocultos y al acecho todo el tiempo, como el color del pelaje.

“Estos son perros de raza pura con rasgos que sus clubes de raza dicen que no deberían tener”, declaró Kari Ekenstedt, profesora asistente de anatomía y genética y coautora de esta nueva investigación.

“El mensaje de este documento es: Hey, estas variantes genéticas existen en tu raza, y si unos pocos perros nacen con estos rasgos, no es causada por la reproducción accidental y no es un perro callejero; es una raza pura que muestra este potencial genético conocido”.

Genes perrunos versus los estándares de las razas

Trabajando con los socios de la industria en Wisdom Health, el equipo de investigadores de la Universidad de Purdue utilizó datos de perros recolectados previamente por Wisdom Panel para la aplicación de pruebas de ADN canino. En el proceso, analizaron una docena de genes diferentes presentes en 212 razas de perros distintas.

El equipo también consultó las descripciones de razas estándar disponibles en los principales registros de razas de perros estadounidenses y a nivel internacional a fin de vislumbrar los rasgos estándar aceptados formalmente para cada raza, como el color del pelaje y la longitud de la cola.

Pero Dayna Dreger, la científica líder en el laboratorio de investigación de genética canina de Ekenstedt, comentó que había mucha información inesperada en dichos registros, y resaltó que en lo que respecta a los estándares, están sujetos más bien a cuestiones estéticas:

“Había mucha información que no esperábamos. Cuando se trata de diferentes razas de perros, sus estándares se basan principalmente en preferencias y estética. Hacemos suposiciones para ciertas razas en función de lo que esperamos que sean los colores de su pelaje”.

La epistasis enmascara ciertos genes

La autora señaló que genes del color del pelaje en los perros tienen una gran cantidad de epistasis. La epistasis es la interacción de varios genes en la expresión de un gen determinado.

Cuando hay epitasis, un gen puede tener influencia en lo que suceda con otro gen, de modo que aunque algunos estén, no necesariamente se expresen porque estén limitados por la actividad de otros. Y gracias a ello, es difícil ver esos genes enmascarados expresados en el color del pelaje de los perros.

El color del pelaje

Perro, Rottweiler, Animales, Mascotas, Retrato
En razas como el Rottweiler y el Pastor Alemán, el color marrón no está aceptado en sus estándares, pero en su configuración genética existen alelos para el color marrón.

Los investigadores explican la epistasis en el color del pelaje perruno por medio de un alelo “defectuoso”, es decir, una variante genética que daría lugar a un rasgo fuera del estándar de una raza.

Por ejemplo, un alelo que causa el color marrón, el cual afecta tanto el pigmento del cabello como el pigmento de la piel. Este color está permitido en razas como el Labrador Retriever, siendo algunos individuos de color chocolate. Sin embargo, hay razas como el Rottweiler y el Pastor Alemán, en las que el color marrón no está aceptado en sus estándares, pero existen alelos marrones a bajas frecuencias.

Esto también se observa en la longitud del cabello. Por ejemplo, se encontró un alelo de falla en el Weimaraner, el cual está presente tanto en individuos de pelo largo como en los de pelo corto. Entre los Weimaraners analizados en esta investigación, al menos 4 por ciento exhibe el alelo de pelo largo, pero algunas organizaciones de razas de perro no admiten este rasgo para ellos.

La longitud de la cola

También variantes genéticas para otros rasgos diferentes del pelaje, como la longitud de la cola. Se conocen alrededor de 18 razas de perros que se sabe que tienen potencial genético para nacer sin cola, como el Pastor Australiano. Sin embargo, esta investigación mostró que hasta 48 de las razas incluidas poseen la variante genética sin cola y generalmente a una frecuencia muy baja, como en el Dachshund.

“Un criador ciertamente se sorprendería de ver a un Dachshund nacido sin cola”, explicó Dreger. “Las posibilidades son bajas, pero nuestra investigación muestra que el potencial está ahí”.

Los resultados de esta investigación abolen esa creencia de que los estándares de perros actuales son irrefutables, y que si un perro de determinada raza exhibe algún rasgo diferente entonces ya no es puro. “Estos datos muestran que hay mucha variación en algunas de estas razas, y los estándares no son tan concretos como esperamos que sean”, concluyó la autora.

Referencia:

True Colors: Commercially-acquired morphological genotypes reveal hidden allele variation among dog breeds, informing both trait ancestry and breed potential. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0223995