En su más reciente actualización, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informó que el número de casos de la enfermedad pulmonar potencialmente mortal relacionada al vapeo continúa aumentando.

Durante la última semana, en todo territorio estadounidense, se registraron 284 nuevos casos diagnosticados y 3 nuevas muerte, lo que eleva el número total de casos a 1.888 y 37 muertes confirmadas.

Cifra en aumento

De acuerdo a los datos divulgados por los CDC, con información actualizada hasta el martes (29 de octubre), se han encontrado pacientes en 49 estados, así como en el Distrito de Columbia y las Islas Vírgenes.

Se desconoce qué impacto puede tener la gripe u otras enfermedades respiratorias que circulan durante el invierno, en los pacientes que padecen la enfermedad pulmonar.

Las autoridades sanitarias están tentativamente llamando a la enfermedad EVALI, abreviatura de e-cigarette, or vaping, product use associated lung injury (lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo).

Los funcionarios de salud pública aún no saben qué está enfermando a las personas. Sin embargo, según informa los CDC, la mayoría de los pacientes han reportado vaporización con productos que incluyen THC (Tetrahidrocannabinol), el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana.

Los hallazgos nacionales y estatales sugieren que los productos que contienen THC, particularmente aquellos comprados en la calle u otras fuentes informales, como a través de traficantes ilícitos, están vinculados a la mayoría de los casos.

La doctora Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC, informó que las autoridades no solo están analizando lo que se está vaporizando, sino también evaluando si el proceso de calentamiento de los cigarrillos electrónicos podría estar jugando un papel en las enfermedades, ya que en última instancia, la lesión pulmonar podría deberse a más de una causa.

Riesgo a largo plazo

La vocera también expresó que el número de casos relacionados con el vapeo parece estar “estabilizándose”, y agregó que la enfermedad es “grave y potencialmente mortal, pero que se puede prevenir”.

La mayoría de los pacientes han reportado vaporización con productos que incluyen THC, el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana.

En este sentido y dada la creciente prevalencia registrada de casos de lesión pulmonar asociada al vapeo, los CDC recomiendan que los consumidores dejen de vapear, particularmente los productos que contengan THC y especialmente los productos comprados en expendios informales.

Una preocupación adicional es que se desconoce qué impacto puede tener en los pacientes que padecen la enfermedad pulmonar relacionada con el vapeo, la gripe u otras enfermedades respiratorias que circulan durante el invierno.

Los cigarrillos electrónicos generalmente se consideran menos dañinos que los cigarrillos tradicionales. Sin embargo, los funcionarios de salud pública advierten que se desconocen los riesgos para la salud a largo plazo que pueden tener estos productos.

Referencia: US vaping illnesses rise to 1,888 with pace picking up again. The Associated Press, 2019. https://bit.ly/2NyTCOW