Las elecciones de Estados Unidos, planteadas para este próximo 2020, solo han sabido crear más y más controversia a medida que su fecha se acerca. No es un secreto para nadie que, últimamente, ha habido una gran cantidad de revuelo alrededor de las campañas utilizadas para este proceso electoral y en las consecuencias que este podría tener.

Un claro ejemplo de ello es el caso de Facebook, que ha sido ampliamente bombardeado con críticas por sus laxos controles con respecto a las ads que permite en su plataforma. En medio de todo este caos, Twitter ha tomado una determinación.

Recientemente, a través de un tuit, el CEO de la red social Jack Dorsey, ha dado a conocer la resolución de la compañía. Al igual que como en su momento lo hizo la previsiva Tik Tok, ahora Twitter se alejará por completo del escándalo al acabar con la propaganda política de su plataforma. El 15 de noviembre de este año comenzará la depuración de la plataforma y, para el 22 de ese mismo mes, se espera que Twitter esté completamente libre de propaganda política.

¿Por qué esta decisión?

El tuit en el que se deja clara la separación de Twitter del ámbito político, también va acompañado de otros mensajes dejados por el propio Dorsey. En uno de ellos, reitera que la red social considera que el alcance de los mensajes políticos no debería medirse en base al dinero que estos inviertan en la plataforma.

Indican que, de este modo, se estaría forzando un mensaje determinado sobre los usuarios, sin que estos tengan la opción de elegir. Como ello se trata de una contradicción con respecto a todas las políticas de Twitter, han tomado la decisión de distanciarse por completo de la situación.

¿A quiénes afectará este cambio?

Con todo lo anterior dicho, queda saber cuáles serán los organismos y entes políticos que se quedarán por fuera de esta plataforma. Básicamente, serán eliminados todos y cada uno de los que tengan directa incidencia sobre la decisión de los votantes.

Por ello, cualquier campaña política en pro o en contra de cualquier individuo o movimiento, tendrá que salir de la red social. Luego de esto, solo quedarán aquellas que, a pesar de estar relacionadas con la política, no busquen influir sino solo informar.

Zuckerberg destaca la libertad de expresión en Facebook y señala la censura en China

Por ejemplo, dentro de la plataforma se quedará la cuenta que ofrece datos sobre el proceso electoral y las inscripciones de los votantes. Ya que, esta no busca interferir en el resultado, sino ofrecer datos sobre el proceso para hacerlo lo más eficiente posible.

Se predica con el ejemplo

Uno de los tuits de Dorsey, a pesar de no mencionar a Facebook, parece hacer referencia directa a su situación. Allí, aclara que no es ético para el equipo de Twitter predicar que buscarán la neutralidad y justicia en sus sistemas de publicidad y, al mismo tiempo, ofrecer beneficios extra a aquellos que estén dispuestos a pagar lo suficiente.

Con ello, queda claro que esta red social no planea inmiscuirse en los mismos problemas en los que otras (Facebook) parecen tener ambos pies totalmente embarrados. Otro de los tuits de Dorsey señala el reconocimiento de que ellos son solo una pequeña parte de la maquinaria de la propaganda. Sin embargo, también indica su confianza en que esta decisión, a la larga, podrá dar sus frutos.

Más en TekCrispy