Está más que claro que el Modo Oscuro ha ganado gran popularidad a lo largo de los años. Sobre todo, en estos últimos meses, hemos podido ver cómo variadas plataformas y aplicaciones optan por desarrollar esta modalidad y ofrecerla al público.

Ahora, la pregunta que podría alzarse con referencia a este fenómeno es: ¿Por qué nos gusta tanto? En algunos casos, las personas lo ven como una herramienta útil para aumentar la funcionalidad de su teléfono o para proteger su vista; otros, solo consideran que se trata de una opción más atractiva.

En este último, es claro que la decisión se basa simplemente en un criterio estético que depende de cada individuo. Sin embargo, si se elige con la esperanza de que sea funcional, vale la pena saber, si en realidad sus ventajas se tratan de un mito o de un hecho.

¿El Modo Oscuro aumenta la vida de la batería?

Esta es una pregunta que se ha alzado desde la llegada de esta modalidad. En algunas oportunidades, las personas consideran que ello no hace la diferencia, y en otras, que se trata de un ahorro importante.

Para poder saber la verdad, el único modo de lograrlo es probar. En este caso, al comparar el desempeño de dos iPhone 11, uno con el Modo Oscuro activado, se pudo ver que esta modalidad ahorró hasta el 30% de batería.

Sin embargo, en otras oportunidades este tipo de experimentos no han dado estos resultados. ¿Por qué? Debido a la tecnología con la que fue construida la pantalla. En los casos en los que esta tenía tecnología LED la diferencia entre un modo y otro no fue notoria. Ahora, las que estaban construidas con OLED sí demostraron ser más ahorrativas.

Por lo que, se puede concluir que el Modo Oscuro sí ahorra energía, siempre y cuando esté combinado con el hardware adecuado.

¿Qué tanto protege los ojos el Modo Oscuro?

Otra de las características que han hecho del Modo Oscuro tan popular es su promesa de proteger la visión de sus usuarios. Todos sabemos que, el mirar la pantalla de las móviles y ordenadores por mucho tiempo puede generar daños severos en la calidad de la visión a largo plazo.

Asimismo, ahora también tenemos conocimiento de que, la suavidad de la iluminación del Modo Oscuro, podría ser un poco menos abrasiva para la vista. Incluso, al parecer, su uso durante la noche puede ofrecer menos alteraciones en los patrones de sueño ya que sus colores no estimulan tanto al cerebro como para obligarlo a mantenerse alerta.

Por ahora, no se han realizado demasiadas pruebas con respecto a este tema. Pero, por los momentos, sí parece tener un efecto positivo. Tanta es su eficiencia que, actualmente, muchas empresas y plataformas se encuentran desarrollando una alternativa oscura que los usuarios puedan disfrutar en horas de la noche para proteger tanto sus ojos como su sueño.

Lo atractivo del lado oscuro

Lo hemos visto miles de veces en las historias de ficción. Siempre, de algún modo, el lado oscuro tiene un misticismo que tienta a los protagonistas y a sus compañeros.

Incluso, muchas veces su encanto logra atraparnos o interesarnos más que el lado de la luz. Tal vez sea por la sensación de que se trata de algo oculto que hay que descubrir, o solo por la idea de que se trata de algo distinto a lo normal, pero muchas veces terminamos arrastrados hasta sus redes en las historias que vemos o leemos.

Ahora, al parecer esto también puede manifestarse en nuestra vida cotidiana. Una prueba irrefutable de ello es el uso constante del Modo Oscuro. Muchas veces, las personas optan por él por la creencia de que este extenderá la vida de la batería o de que será menos dañino para la vista.

Asimismo, el Modo Oscuro a veces simplemente se trata de una elección estética –consciente o no. Ella podría deberse a la sensación antes mencionada de estar utilizando algo diferente, además de que se trata de un modo de “personalizar” la experiencia de uso y de variar un poco las cosas de vez en cuando.