Ya investigaciones previas habían encontrado que las personas diagnosticadas con autismo experimentan niveles más altos de incurrir en conductas de autolesión, tener pensamientos y sentimientos suicidas, así como tasas más altas de maltrato infantil.

Ahora, un estudio realizado por científicos de la Universidad de Cambridge, encontró que esos hallazgos son válidos incluso para aquellos con una mayor probabilidad genética de autismo, sin importar si han recibido un diagnóstico formal.

Identifican más de 100 genes relacionados con el autismo

Más propensos

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigación calculó la probabilidad genética del autismo en 100.000 personas del Estudio del Biobanco del Reino Unido, quienes se sometieron a un análisis de ADN y proporcionaron información sobre maltrato infantil, ideas suicidas y autolesiones.

Los individuos que portan más genes asociados con el autismo tienen mayores riesgos de maltrato y autolesión.

El análisis de esta data reveló que los individuos con un mayor número de variantes genéticas asociadas con el autismo son más propensos a reportar maltrato infantil, autolesiones e ideas suicidas.

Más específicamente, los investigadores encontraron que los individuos con la mayor predisposición genética al autismo tienen en promedio un incremento del 28 por ciento en la tasa de maltrato infantil y un aumento del 33 por ciento en la ideación de autolesiones y suicidios, en comparación con aquellos con la menor predisposición genética al autismo.

Los investigadores aclaran que, si bien es sabido que los genes influyen, al menos en parte, en la cantidad de rasgos autistas que una persona pudiera tener, y algunos de estos rasgos pueden hacer que una persona sea más vulnerable, se trata de un estudio observacional que solo revela a una correlación entre la probabilidad genética de autismo y los eventos negativos de la vida, por lo que no determina causalidad.

Proveer un mayor apoyo

Aun así, el estudio resalta los riesgos de tales resultados adversos para aquellos con un alto número de rasgos autistas, y la importancia de que estas personas cuenten una protección y apoyo adecuados.

Las personas diagnosticadas con autismo experimentan niveles más altos incurrir en autolesión, tener pensamientos suicidas y mayores tasas de maltrato infantil.

Sobre la base de estos hallazgos, los autores instan a los encargados de diseñar las políticas sanitarias a que orienten sus esfuerzos en proveer un mayor apoyo a los individuos autistas y a aquellos con un alto número de rasgos autistas.

Identifican 24 variantes genéticas que influyen en el cáncer de endometrio

En tal sentido, intervenciones como el acceso a trabajadores de apoyo individuales, mentores, planes de empleo y grupos de apoyo, así como oportunidades para desarrollar habilidades sociales y de comunicación y confianza en sí mismos a través de actividades que la persona disfrute, podrían ayudar a mejorar el bienestar de las personas autistas.

En conclusión, expresan los autores, el estudio muestra que los individuos que portan más genes asociados con el autismo tienen mayores riesgos de maltrato y autolesión.

Referencia: Childhood trauma, life-time self-harm, and suicidal behaviour and ideation are associated with polygenic scores for autism. Molecular Psychiatry, 2019. https://doi.org/10.1038/s41380-019-0550-x

Más en TekCrispy