Si bien Windows como sistema operativo tiende a generar muchísimos problemas relacionados con el rendimiento, como usuarios debemos ocuparnos en mantener siempre buenos hábitos de uso. Las buenas prácticas en este ámbito te asegurarán un tiempo de vida útil mucho más largo para el sistema operativo y en ese sentido, tendrás menos molestias. Por ello, hoy hablaremos acerca de 4 puntos clave a los que debes prestar atención a fin de mantener el buen rendimiento de tu computador.

No importa las actividades que desarrolles en tu computador, estos factores afectarán por igual tu experiencia de uso. Así que sin más palabras previas, vamos a revisar esos puntos que nos permitirán extender la buena salud del computador.

Atento a las instalaciones

Si eres de esos a los que les gusta probar cuanto software se encuentra en la red, entonces debes echarle un ojo a esa práctica. Si bien instalar software no genera problemas, hacerlo de forma indiscriminada y sin mayor atención al software que se incorpora si podría traer inconvenientes en poco tiempo. Esto lo notaremos puesto que, muchas de estas apps generalmente se inician con el sistema operativo, por lo que tendrás un consumo de recursos enorme en aplicaciones que realmente no estás usando.

Presta atención a todo lo que instalas y si estás haciendo pruebas, recuerda quitar el software incorporado de inmediato.

Dale un respiro al sistema

En ocasiones estamos en medio de un trabajo para el que no necesitamos o preferimos mantener el computador encendido. El problema es que el computador podría pasar hasta 3 días sin recibir apagados ni reinicios, lo que podría generar una ralentización severa en cualquier momento. La solución es evitar estos periodos de actividad tan extendidos sin un reinicio o apagado de por medio.

Vigila el sobrecalentamiento de tu computador con Core Temp

Recuerda la limpieza y mantenimiento

Tanto en laptops como equipos de escritorio, el mantenimiento y limpieza del hardware es un asunto crucial. Si bien al principio no notaremos mayores problemas, al largo plazo, la acumulación de polvo podría generar apagados inesperados y un calentamiento excesivo del equipo. En ese sentido, el mantenimiento básico pasa por soplar el interior del equipo a fin de retirar todo el polvo acumulado sobre todo en los ventiladores del procesador. Esto ayudará a que los ventiladores puedan fluir con normalidad, refrigerando el equipo correctamente.

Cuidado donde clickeas

La ralentización y pérdida de rendimiento a causa de virus es un asunto rutinario y se debe principalmente a que los usuarios clickean sin cuidado. Cuando estás en un sitio de descargas y haces click sin cuidado, podrías acabar descargando malware que comenzará a consumir los recursos de tu sistema, generando ralentización y otros errores bastante molestos.

La solución en este caso es siempre estar atento a donde hacemos click y verificar la dirección hacia donde apunta el link antes de accionar el mouse.

Más en TekCrispy