Cuando se habla de cáncer de pulmón, las personas piensan de inmediato en el cigarrillo y el hábito de fumar, o la exposición a sustancias peligrosas como el asbesto, el arsénico, las emisiones de diésel y algunas formas de silicio y cromo a las que podrían estar expuestos algunos en determinados trabajos.

Sin embargo, los investigadores también están evaluando la influencia de la alimentación en el desarrollo de este tipo de cáncer. Por ejemplo, los fumadores que toman suplementos de beta-caroteno tienen un mayor riesgo de padecer la enfermedad, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

De hecho, una investigación reciente ha abordado el tema con un enfoque en la alimentación, pero esta vez se encontró una forma de reducir el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Según la publicación en la revista JAMA Oncology, una dieta rica en fibra y yogur está asociad con un riesgo menor de padecer la enfermedad.

Asociaciones del consumo de fibra y yogur con el riesgo de cáncer de pulmón

Un equipo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt tomaron datos de estudios que involucraron a 1.4 millones de adultos (627 988 hombres y 817 862 mujeres) en los Estados Unidos, Europa y Asia. Dividieron a los participantes en cinco grupos de acuerdo con la cantidad de fibra y yogur que consumieron y procedieron a analizar con detalle la relación de su dieta con el cáncer entre 2017 y 2019.

Encontraron que aquellas personas que consumían más yogur y fibra tenían un riesgo 33 por ciento menor de desarrollar cáncer de pulmón en comparación con los que no consumían yogur e ingerían poca fibra.

“Tanto la ingesta de fibra como la de yogur se asociaron inversamente con el riesgo de cáncer de pulmón después del ajuste por estado y paquete de años de fumar y otros factores de riesgo de cáncer de pulmón”.

“Nuestro estudio proporciona pruebas contundentes que respaldan la directriz dietética de EE. UU. 2015-2020 que recomienda una dieta alta en fibra y yogur”, dijo el autor principal Xiao-Ou Shu, MD, PhD, MPH, profesor de investigación de cáncer de Ingram, director asociado de Global Health y líder del Programa de Investigación de Epidemiología del Cáncer en el Vanderbilt-Ingram Cancer Center.

“Esta asociación inversa fue robusta, vista consistentemente en fumadores actuales, pasados ​​y nunca fumadores, así como en hombres, mujeres e individuos con diferentes antecedentes”.

¿Por qué yogur y fibra?

Shu atribuye este efecto protector a las propiedades prebióticas y probióticas de la amplia variedad de alimentos que contienen fibra y del yogur respectivamente. Los alimentos prebióticos son aquellos no digeribles que promueven el crecimiento de microorganismos en los intestinos, y los probióticos son microorganismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino.

Según el autor, estas propiedades sobre la microbiota intestinal pueden funcionar aportando beneficios para al salud como la protección contra el cáncer de pulmón. Aunque antes de este estudio ya se recomendaba este tipo de dieta para evitar enfermedades cardiovasculares y el cáncer gastrointestinal.

Referencia:

Association of Dietary Fiber and Yogurt Consumption With Lung Cancer Risk. https://jamanetwork.com/journals/jamaoncology/article-abstract/2753175

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de pulmón? https://www.cdc.gov/spanish/cancer/lung/basic_info/risk_factors.htm