Está claro que la tecnología es una parte importante de nuestras vidas. Por ello, nuestras actividades cotidianas están cada vez más ligadas con esta. Ello aplica no solo a pequeña escala sino también en grandes entidades como las empresas y los gobiernos.

En esta oportunidad, podemos decir con seguridad que el Pentágono no se escapa de esta travesía hacia el mundo digital que todos llevamos a cabo día a día. Este estuvo desarrollando lo que actualmente se conoce como proyecto JEDI o Joint Enterprise Defense Infrastructure.

¿En qué consiste el proyecto JEDI?

Este, básicamente, tiene como finalidad promover la creación de un espacio de almacenamiento en la nube lo suficientemente seguro y privado para el Pentágono. Asimismo, la solicitud del Pentágono se extendió hasta la realización de distintas tareas.

En un principio, esperaban contar con el servicio de almacenamiento en la nube antes mencionado. Sin embargo, esa no era su única exigencia. De hecho, también esperaban poder contar con la posibilidad de desarrollar sus sistemas para poder utilizar nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el machine learning.

Sumado a ello, esperaban contar con un sistema que, al estar terminado, fuera capaz de trabajar con y procesar enormes cargas de información que –en caso de una misión– podrían llegar a ser de crítica importancia. Para lograrlo, estos estaban conscientes de que necesitarían al personal más capacitado, por lo que no dudaron en ofrecer una suma que le fuera llamativa a cualquiera que se desempeñara en esta área.

Microsoft hace un contrato por 10 billones de dólares

Finalmente, la batalla por obtener el contrato ha terminado y Microsoft se ha presentado como el ganador. A partir de ahora, hasta dentro de los siguientes 10 años, Microsoft estará trabajando de la mano del Pentágono para desarrollar todos los ítems mencionados anteriormente.

Amazon queda relegado, ¿por qué?

El otro gran competidor de Microsoft en esta lucha era Amazon ya que, al igual que Microsoft, contaba con uno de los servicios de almacenamiento en la nube más completos. Sin embargo, a diferencia de su competencia, esta empresa ya ha tenido ciertos problemas con la administración de Trump.

En variadas opiniones, el presidente de los Estados Unidos ha entrado en conflicto con Jeff Bezos (el CEO de Amazon) con respecto a la actitud de la compañía y el pago de impuestos. Aunque no hay una declaración oficial al respecto, esto podría hacer ayudado a que la balanza se inclinara al lado de Microsoft. Porque, desde un punto de vista objetivo, los servicios y facilidades que Amazon podía proveer en cuanto al desarrollo de almacenamientos en la nube parecen ser más completos.

¿Por qué solo estos dos estaban en la competencia?

En un principio, Amazon y Microsoft no eran las únicas empresas que se encontraban en la competencia por obtener el contrato de los 10 billones de dólares. De hecho, otros nombres tan conocidos en el mercado como I BM y Oracle también estuvieron presentes en las primeras negociaciones.

Sin embargo, a inicios de este año, debido a algunos inconvenientes, se determinó que ninguna de estas dos tenía todo lo que requería este contrato. Asimismo, el gigante Google fue forzado a salir de estas negociaciones desde su temprano inicio. Para este caso, el por qué sigue siendo un misterio.

Los empleados de Microsoft no están muy contentos

Con la firma de este contrato, esta sería la segunda alianza que hace Microsoft con el departamento de defensa de los Estados Unidos. La primera tomó la forma de un acuerdo con la armada estadounidense para proveerles lentes de realidad virtual (Holo) para los entrenamientos militares.

Para estos momentos, los primeros lotes de lentes de entrenamiento en realidad virtual ya están en uso y no parece que ello se vaya a detener. Ahora, el proyecto con el Pentágono pondrá a Microsoft en una alianza aún más cercana con el país.

Los empleados de la empresa no parecen estar tan cómodos con esto y han declarado que preferirían que esta se separara de este par de proyectos. A pesar de estas declaraciones, no parece ser que los altos mandos tengan intenciones de cambiar el rumbo que están tomando con la empresa.