Cuando se trata de privacidad y seguridad en internet, no todo son malas noticias referentes a como las empresas comercian con nuestros datos. También existen personas que se mantienen desarrollando maneras de disfrutar de un mecanismo seguro e incluso anónimo que nos permite evitar todas estas grietas. La red Tor es un ejemplo muy claro y poderoso de este caso y el desarrollo que te presentaremos a continuación está estrechamente unido al tema de la privacidad y esta red que se ha convertido en una alternativa excelente para saltarnos prohibiciones y navegar de forma segura.

Se trata de Tails, una distribución Linux basada en Debian que brinda la posibilidad de llevar todas nuestras conexiones a la red Tor.

Un SO para conectarte con seguridad

La red Tor es quizás la iniciativa más efectiva para disfrutar de una experiencia en internet libre de cualquier tipo de vigilancia de red. Considerando que gobiernos, empresas y otros personajes suelen estar asechando nuestros datos, además de las prohibiciones propias de cada país con respecto a la web, valernos del navegador Tor para nuestras actividades en la red suele ser una excelente opción. No obstante, si profundizamos un poco más, esto solo se limita a lo que hagas desde el navegador, por lo que si debes conectarte con alguna app, estarás vulnerable nuevamente.

Acá es donde entra en juego Tails como sistema operativo, se trata de una opción Live que te permitirá hacer lo que quieras sin dejar rastro. El principio básico del funcionamiento de Tails es redirigir absolutamente todas las conexiones a la red Tor. En ese sentido, cualquier elemento que intente salir a la web de otra manera, será bloqueado de inmediato.

Con la instalación de Tails tendrás acceso a herramientas para cifrar cualquier memoria USB o disco duro. Asimismo, tus comunicaciones desde el navegador usarán el protocolo HTTPS de forma predeterminada.

Tomando en cuenta que los pasos que des en la red desde Tails no dejarán rastro, se complementa también en la manera en que se implementa. Esto quiere decir, que al ser un sistema operativo Live, el programa se ejecuta en una memoria USB o disco y almacena la información que necesita en la memoria RAM. En ese sentido, al apagar el equipo no dejarás ningún tipo de rastro de actividad.

La idea es que puedas usar el sistema operativo en cualquier computadora sin generar ninguna alteración en el sistema que incorpora y sin dejar huellas.

Para probarlo, sigue este enlace.