Los cigarrillos electrónicos se lanzaron al mercado desde hace más de una década como una alternativa supuestamente más sana para fumar, que permitiría a los adeptos al tabaco disfrutar de la nicotina sin los efectos nocivos del tabaco tradicional.

Pues bien, se vendió así, pero fue así. A pesar de que se trata de un producto relativamente reciente, los cigarrillos electrónicos ya han empezado a causar problemas de salud graves en la población. La evidencia de ello parece estar en los ya miles de casos de enfermedad pulmonar que se han suscitado en los Estados Unidos en los últimos meses, donde todos tenían en común haber usado estos dispositivos.

La situación es preocupante pues ya se han empezado a registrar muertes como resultado de la afección, tanto en jóvenes como en adultos, y a pesar de que hay varias teorías sobre la causa específica de la misma, aún no se les puede atribuir directamente.

Pero por el momento se han retirado del mercado los cigarrillos electrónicos de sabores como una medida preventiva mientras se llevan a cabo las investigaciones pertinentes. Y a propósito de ello, una de las más recientes ha revelado que estos en particular son los más atractivos para los adolescentes.

Un revisión documental publicada en la revista British Medical Journal Open revela que la amplia variedad de sabores disponibles atraen a adultos y a jóvenes, pero en especial estos últimos, a vapear. Pero además de ello, estos ingredientes reducen su percepción del daño que puede causar.

Tanto adultos con jóvenes se dejan llevar por los sabores

Un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill hizo una revisión sistemática de toda la literatura científica publicada sobre comportamientos y percepciones del uso del cigarrillo electrónico hasta marzo de 2018, reuniendo un total de 51 artículos.

Los sabores en los cigarrillos electrónicos generan interés entre jóvenes y adultos, y cambian su percepción del daño que pueden causar.

Encontraron cinco estudios que indican que los sabores no mentolados en estos dispositivos disminuyen la percepción de que son dañinos. Este efecto era más notable cuando los sabores correspondían a frutas y a dulces, como si esto los hiciera más inofensivos.

Seis de los estudios revisados indican que los sabores aumentan la disposición de probar o iniciarse en el uso de cigarrillos electrónicos tanto en los jóvenes y adultos. De manera similar, siete estudios mostraron que los sabores que se les agregan hacen que el producto sea más atractivo entre los adultos. Y tal es su impacto, que otros cinco estudios confirmaron que los sabores constituyen la razón principal por la que los adultos se interesan por usar cigarrillos electrónicos.

Y volviendo a la idea planteada al principio de que estos dispositivos pueden ayudar a abandonar el cigarrillo, seis estudios mostraron que el papel de los que tienen sabor específicamente en el abandono del hábito de fumar no está claro. Ahora bien, un estudio que se realizó entre jóvenes, dejó ver que los que usan cigarrillos electrónicos con sabor en realidad tenían menos probabilidades de dejar el tabaquismo.

“Entre los jóvenes , los sabores aumentan no solo las preferencias por los cigarrillos electrónicos, sino que también aumentan el atractivo del producto, la disposición para usar, la susceptibilidad al uso y la iniciación, así como disminuyen las percepciones de daño de los productos de cigarrillos electrónicos. Entre los adultos, la investigación ampliada ahora muestra que los sabores de los cigarrillos electrónicos también aumentan el atractivo y el disfrute del producto”.

Más de 7,000 sabores muy atractivos

Los estudios de los últimos cinco años han mostrado un aumento importante en el uso de los cigarrillos electrónicos entre jóvenes y adultos.

Hasta ahora se sabe que ha habido un aumento constante en el vapeo entre los jóvenes, y un estudio publicado este año reveló que aproximadamente el 28 por ciento de los jóvenes de los EE.UU. son usuarios actuales de cigarrillos electrónicos.

Como muchos saben, en su mayoría contienen nicotina, pero en muchos de estos se incluyen sabores de un repertorio de aproximadamente 7,000 entre los que destacan pastel de queso con arándanos, mango, canela, leche dulce y pastel de limón desmenuzado. También son populares los que tienen nombres de golosinas, como ositos de goma, galletas y crema de algodón, los cuales atraen más a los usuarios más jóvenes de cigarrillos electrónicos.

Una razón más que justifica su prohibición

Según dijo Adam Goldstein, profesor de medicina familiar y miembro del Centro Integral de Cáncer Lineberger de la UNC, “la evidencia consistente muestra que los sabores atraen tanto a los jóvenes como a los adultos para usar cigarrillos electrónicos”.

“Dado el hecho de que la nicotina es altamente adictiva y puede afectar el desarrollo del cerebro, así como estos hallazgos claros de que el impacto de los sabores en la juventud es fuerte y consistente, creemos que prohibir los sabores no mentolados en los cigarrillos electrónicos ayudará a reducir la epidemia del uso juvenil de cigarrillos electrónicos”.

Dicho esto, la medida anunciada semanas atrás de cancelar su comercialización en el territorio estadounidense no parece tan descabellada dado el impacto que tienen los sabores en el interés de los consumidores.

Referencia:

Impact of non-menthol flavours in e-cigarettes on perceptions and use: an updated systematic review. https://bmjopen.bmj.com/content/9/10/e031598