La segunda temporada de ‘Castle Rock’ ya llegó a la plataforma de Hulu y no podríamos estar más emocionados, y atemorizados, con lo que esta nueva parte está ofreciendo para nosotros. Sin ánimos de caer en spoilers estaremos conversando acerca de los cambios entre esta y la primera temporada que, sin duda, te animarán a echarte todo el fin de semana a saltar del susto.

Empecemos con lo que ya habíamos comentado: hace un tiempo –en agosto y principios de este mes para ser exactos– escribimos acerca de algunos detalles que tanto el teaser como el panel de la serie en el Comic Con de Nueva York nos habían “regalado”.

Detalles para marcar la diferencia

En primer lugar, el adelanto de la serie que nos permitió conocer su fecha de estreno nos dio a entender también que ‘Misery’ de Stephen King tendría una gran presencia en los nuevos episodios, y, en segundo, en la convención de ciencia ficción y cómics más querida por todos Lizzy Caplan –quien interpreta Annie Wilkes– nos confirmó que su personaje mostraría cambios con respecto a lo que las novelas nos han introducido.

Ahora que se estrenó el show, podemos decir con exactitud que la segunda temporada si muestra cambios notables con la primera. Pero, algo que se mantiene para nuestra fortuna, es que ‘Castle Rock’ sigue siendo una producción basada en distintas historias del escritor del género de terror que tiene las pantallas chicas y grandes repletas de líneas narrativas que asustan. Con distintos easter eggs los episodios llevan a los seguidores de la serie por distintas tramas que se hilan de manera perfecta.

Debemos admitir que de lo que más capta la atención es el poder de unir distintas posibilidades dentro de un mismo universo ficticio. Sin embargo, como toda buena historia, ‘Castle Rock’ vio su momento de caída en algún punto de la primera temporada, pero parece que la redención está a la vista con los nuevos episodios de esta segunda parte ya disponible en el servicio streaming.

Desde el inicio la segunda temporada se ha mostraba bastante prometedora y diferente, manteniendo la calidad de la producción y siendo un reflejo digno de las novelas de King. Algo que definitivamente está marcando la diferencia es el personaje de Caplan que, como les comentamos, mostrará a una versión más joven de la enfermera siniestra Annie Wilkes.

Wilkes se está presentando como la protagonista de esta parte de la historia y, aunque suene prometedor, faltan detalles como para terminar de “comprarnos”. Sea como sea, el inicio ha sido lo suficientemente vibrante como para ser adictivo. Creemos que todavía debemos convencernos de esta segunda temporada, pero no porque algo ande mal hasta este punto, sino porque ‘Castle Rock’ ya ha demostrado ser de fuerte inicio y pobre final. Por lo que nos tomaremos el tiempo de disfrutarla para luego concluir si fue un “bu” o un “boom”.