Después de su maravilloso y reconocido discurso durante la Cumbre sobre la Acción Climática de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de 2019, la activista Greta Thunberg ha logrado reconocimiento a nivel mundial por su tajante posición pro ambientalista.

Una evidencia de ello es el anuncio reciente emitido por el Museo de Historia Natural de Londres, que informa que una especie de escarabajo diminuto ha sido denominado “Nelloptodes gretae” en honor a la chica de 16 años.

La idea fue de Michael Darby, un científico adjunto en el museo y quien también encontró al insecto entre la colección de millones de especímenes animales. Su intención nombrándolo como Greta es dar reconocimiento a la “contribución sobresaliente” de la joven para crear conciencia sobre los problemas ambientales que se viven en la actualidad.

“Elegí ese nombre porque estoy impresionado por el trabajo de la joven militante y quisiera rendir homenaje a su contribución excepcional a las cuestiones medioambientales”, explicó Michael Darby sobre su decisión.

Nelloptodes gretae, un escarabajo pro ambientalista

AFP
Nelloptodes gretae, llamada así por la activista ambiental sueca Greta Thunberg. Fuente: Michael Darby/Entomologist’s Monthly Magazine.

Se trata de un escarabajo diminuto, con una longitud que no excede un milímetro, y que tampoco tiene ojos ni alas. Darby lo encontró en una colección que data de la década de 1960 en la que se incluyeron muestras de suelo y hojarasca en la capital de Kenia, Nairobi, la cual fue donada al Museo de Historia Natural en 1978.

Por su parte, Max Barclay, responsable de la colección de escarabajos, considera que “es totalmente apropiado que el hallazgo más reciente sea bautizado con el nombre de alguien que lucha por defender el mundo natural y por proteger las especies vulnerables”.

Si bien no se trata de una medida que cambiará al mundo, ni mucho menos ayudará a reducir los fenómenos que están perjudicando el equilibrio de nuestro planeta, como la contaminación y la deforestación, es digna de mención.

Aunque pocos en el mundo, los activistas, de todas las edades y etnias cumplen con una noble labor que es responsabilidad de todos los que habitamos la Tierra, que es protegerla.