Pocos lo saben, pero nuestra piel tiene sus propios mecanismos de hidratación y protección. Está cubierta por una capa de lípidos que la ayuda a retener la humedad y mantenerse saludable.

Dentro de la composición de esta capa, se encuentra un compuesto llamado ceramida, el cual forma lo que los especialistas han llamado un “gel laminar” que reune colesterol, ácidos grasos y agua. Estos constituyen mezclas espesas, que no fluyen con facilidad y pueden contener grandes cantidades de agua. Partiendo de ello, no para nada ilógico suponer que la ceramida natural de nuestro cuerpo es un factor importante para la retención de agua en la piel.

Ahora bien, este gel laminar también se puede formar mezclando compuestos llamados tensioactivos con un alcohol graso y agua. Estos geles “artificiales” son ampliamente utilizados en productos para el cuidado para la piel, como las cremas hidratantes.

Conscientes de ello, un equipo de científicos de la Universidad de Ciencias de Tokio y Miyoshi Oil and Fat Co. Ltd., Japón, dirigido por el Dr. Kenichi Sakai, se propusieron sintetizar un gel α usando un tensioactivo a base de ácido oleico.

El nuevo gel es muy parecido a la ceramida natural a nivel estructural, pues ambos son anfifílicos con dos colas. Los compuestos anfifílicos son aquellos que tienen un extremo hidrofílico, es decir, que es soluble o amigable con el agua, y otro que es hidrófobo, lo que significa que rechaza al agua.

Se trata de un tensioactivo que ya se había desarrollado anteriormente, pero esta nueva investigación demuestra que tiene potencial para ser usado en la preparación de productos para el cuidado de la piel.

Confirmando las propiedades del gel α

“Me interesaba saber si los geles α podían prepararse usando tensioactivos de géminis (tensioactivos de dos colas y dos cabezas), y cuáles serían sus propiedades físicas y estructurales”, comentó el Dr. Sakai.

Entonces una vez que él y su equipo finalizaron la elaboración del gel α, prepararon varias mezclas con diferentes relaciones molares de tensioactivo a base de ácido oleico, agua y 1-tetradecanol (un alcohol graso).

Luego procedieron a confirmar sus propiedades observando a través de un microscopio ópticos luego de aplicar varios métodos como dispersión de rayos X de ángulo amplio y pequeño (SWAXS), otra técnica llamada espectroscopía de resonancia magnética nuclear (RMN), y los resultados fueron satisfactorios.

Las mediciones de SWAXS revelaron la estructura laminar típica de los geles α, conformada por capas de moléculas apiladas unas sobre otras, y estas se mantuvieron altamente ordenadas incluso cuando el 90 por ciento en peso de la mezcla era agua.

Además, el aumento del contenido molar molar del alcohol graso en la mezcla aumenta el espacio entre las “bicapas” moleculares en la estructura laminar. Las bicapas, como su nombre lo indica, son un par de capas moleculares cuyos extremos se apuntan entre sí, y en los geles alfas el agua llena el espacio entre estas.

Un gel grueso para el adelgazamiento por corte

Es común observar el adelgazamiento por corte en geles alfa. Esto significa que cuando se presionan y se arrastran contra una superficie, se extienden de manera uniforme. Y aunque suene muy técnico, es algo que vemos casi a diario, bien aplicando una crema en nuestra piel, o cuando alguien aplica una capa de pintura sobre una pared: estas se distribuyen uniformemente, dejando evidencia de la calidad del producto.

Cuidado De La Piel, Aplicar, Bloqueador Solar
El gel alfa similar a la ceramida tiene estructura laminar, bicapas dentro de las cuales se acumula el agua, pero además es soluble en ella y se distribuye uniformemente sobre las superficies.

Todas las mezclas analizadas en este estudio mostraron adelgazamiento por corte. Para averiguar por qué todas mostraron esto, observaron a través de un microscopio óptico y notaron un cambio progresivo y específico en la estructura del gel α a medida que se aumentaba el contenido de alcohol graso (recordemos que prepararon varias muestras con diferentes concentraciones).

Según la literatura existente, este cambio estructural hace que los geles alfa sean gruesos para el adelgazamiento por corte a medida que se extienden sobre una determinada superficie.

“Es un material orgánico funcional respetuoso con el medio ambiente porque incluso cuando se agrega en pequeñas cantidades, exhibe funciones químicas superficiales no inferiores a las de los tensioactivos convencionales”.

Y es precisamente esta capacidad de retener agua (anfifílico), de ser soluble en ella y extenderse de manera uniforme sobre las superficies lo que lo hace tan adecuado para formar parte de la composición de productos para el cuidado de la piel, como las cremas.

Referencia:

Formation of α-gel (α-form hydrated crystal) by oleic acid-based gemini surfactant. https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0927775719309331