Ensamblar un computador desde cero podría brindarte el rendimiento perfecto para tus actividades y también un buen ahorro de dinero. En la entrega anterior de esta serie de guías, explicamos los aspectos básicos de cada uno de los componentes que necesitamos adquirir para armar un computador. En ese sentido, dimos un paseo por los conceptos y funciones de la fuente de alimentación, memoria RAM, discos duros, procesador y tarjeta madre.

En esta entrega nos enfocaremos en todo lo relacionado con la selección del procesador como cerebro del computador. La elección de esta pieza juega un papel crucial en este proyecto y aunque implica conocer algunos detalles, vamos a hacerlo de la manera más sencilla para que evitar la angustia a la hora de tomar decisiones.

Procesador y tarjeta madre, los primeros componentes a elegir

Como vimos en la guía de piezas y aspectos a considerar, lo principal, antes de empezar a revisar el mercado de componentes, es definir nuestras necesidades. Una vez hayas llegado a una conclusión respecto al nivel del computador que requieres entonces pasaremos a seleccionar los dos primeros dispositivos: procesador y tarjeta madre, en ese orden.

El orden es primordial y para verlo con más claridad, podemos decir que primero elegimos el cerebro y luego el cuerpo en donde lo vamos a poner. Esto tiene una razón de ser y es la compatibilidad entre el procesador y la tarjeta madre, de manera que, al elegir un procesador, no todas las tarjetas madres serán compatibles.

Considerando entonces que el primer elemento a elegir es el procesador, pasaremos a ver cuáles son los aspectos a tomar en cuenta para su elección.

¿Cómo elegir un procesador?

Si ya definiste tus necesidades y revisaste los aspectos técnicos de los programas que usas con frecuencia, quizás tengas una referencia del procesador que necesitas. Tal y como ocurre con nuestros cerebros, algunos serán más agiles que otros para resolver ciertos asuntos y por ende podrían acabar siendo subutilizados o no soportarían la carga de procesamiento.

Quizás pienses que subutilizar un procesador no es tan grave, sin embargo,  el impacto que no sentirás en el rendimiento, lo sentirás en tu bolsillo.

Entendiendo la nomenclatura de los procesadores

El mundo de los procesadores o CPU es súper amplio y con una cantidad de términos y factores que a la larga resultan confusos para cualquier usuario. En ese sentido vamos a detallar de una manera sencilla esos aspectos importantes a los que apuntamos al elegir un procesador. Para plantearlo con facilidad, nos basaremos en los requisitos mínimos aceptados por Adobe Premiere, uno de los editores de video más potentes y también exigentes que podemos encontrar.

Si hacemos una búsqueda rápida, nos arroja: Procesador Intel i5-4590 o AMD FX 8350 ¿de qué se trata toda esta nomenclatura?

Nombre del fabricante

En primer lugar, tenemos el nombre del fabricante del procesador, Intel y AMD respectivamente. Estas son las principales marcas de procesadores y los que encontrarás en todos los computadores del mercado. La competencia es muy cerrada entre estos dos gigantes, pero al final tus necesidades y preferencias te ayudarán a decidir.

Familia del procesador

En el caso de Intel, a continuación vemos “i5” y esto quizás te sea un poco más familiar puesto que, es parte de los términos mencionados a la hora de hablar del rendimiento de algún juego o programa. Esta sección nos habla de la familia de procesadores a la que pertenece el procesador del que hablamos. Intel como fabricante cuenta con un gran catálogo de procesadores que van agrupando en familias de acuerdo a su potencial.

En ese sentido, para en cuanto a las familias de los procesadores actuales de Intel tenemos: i3, i5, i7, i9. Cada uno cuenta con un contexto especifico en el que se desenvuelven mejor y justo por ello, debemos tener claras nuestras necesidades. En el caso de Adobe Premiere, nos hablan de un Intel i5 como requisito mínimo gracias a su capacidad de procesamiento gráfico. Algo que si bien encontramos en un i5, también lo tendríamos en un i7, aunque pagando algo más.

Cuando hablamos de AMD, podemos usar una lógica similar y en ese sentido, seguido del nombre del fabricando vemos la familia a la pertenece. El procesador mínimo recomendado para Adobe Premier es un AMD perteneciente a la familia FX. Existen otras categorías de este fabricante como Ryzen, Athlon, Sempron, Phenom I, Phenom II y Turion. A continuación del nombre de la familia encontramos el número 8350, cuyo primer digito nos habla del número de núcleos que incorpora el procesador. Más adelante ampliaremos la información correspondiente a los núcleos.

Generación del procesador

Explicar las generaciones del procesador implica conocer el concepto de microarquitectura, sin embargo, esto nos complicaría un poco las cosas y no resulta vital para lo que buscamos. En ese sentido, veremos la generación del procesador como las versiones de cada familia, de manera que, cada vez que una familia de procesadores es mejorada con una nueva versión, hablamos de una nueva generación.

Cuando se trata de Intel, el caso que nos compete habla de un Intel I5 4590, un procesador de cuarta generación. Para saberlo, solo debemos fijarnos en el primer número que le sigue a la familia del procesador, en este caso “4”.

Ensamblando un PC desde cero: ¿cómo elegir memorias, discos y fuentes de alimentación?

Los procesadores AMD por su parte representan la generación de su tecnología con el tercer número que muestra el nombre del procesador. En el caso del FX 8350, tenemos el número “3” que nos habla  de Pildriver, es nombre con que AMD ha bautizado a esta generación de procesadores.

La generación del procesador nos habla de que tan reciente es, un punto importantísimo a la hora de adquirir un procesador puesto que, siempre será mejor intentar obtener la tecnología más novedosa. Cuando veas el nombre de un procesador, ubica el digito referente a su generación y haz una búsqueda rápida para que sepas en que año fue lanzado.

Características importantes de un procesador

Una vez comprendemos todos esos dígitos y términos escritos en el nombre de un procesador, ya tenemos un pequeño criterio de opinión. La generación nos ubica un poco en su año de estreno y la familia brinda algunos indicios de su gama y por ende de su rendimiento. Para complementar estos datos, necesitamos ver algunas características del procesador que afinarán mucho más nuestra percepción del componente.

Núcleos

Los mencionamos en la nomenclatura de procesadores AMD y es uno de los puntos principales en los que nos fijamos para seleccionar un procesador. Para entenderlo con facilidad, veremos al núcleo como el área en donde se administran y ejecutan las tareas del procesador. Hace 20 años, los procesadores que usábamos eran de un solo núcleo, de manera que los fabricantes comenzaron a desarrollar esta tecnología hasta incorporar 2, 4, 6 y hasta 10 núcleos. En ese sentido, cuando hablamos de un procesador con 4 núcleos, por ejemplo, nos referimos a un componente que incorpora 4 zonas de procesamiento, como si tuviésemos 4 procesadores trabajando.

Esto obviamente genera un aumento notable en el rendimiento de un computador, considerando que, cada núcleo comienza a encargarse de una tarea determinada. En el caso de Adobe Premiere, veíamos que como mínimo solicitaba un AMD FX 8350, es decir un procesador con 8 núcleos. Por su parte, en caso de ser Intel, requiere como mínimo i5 4590, que aunque no muestra la cantidad de núcleos en el nombre, con una búsqueda rápida podemos saber que incorpora 4.

Sin embargo, no podemos decir que uno es mejor que otro únicamente por el número de núcleos.

Frecuencia o velocidad del procesador

La frecuencia es un dato que suele ser leído de manera determinante para hablar acerca de la calidad o potencia de un procesador y esto es una verdad a medias. Si bien es un valor importante, no nos dice nada definitivo respecto al potencial de un procesador respecto a otro.

La vemos representada en Ghz en la información del procesador, en el caso del Intel i5 4590 que vimos anteriormente, cuenta con una velocidad de 3.3Ghz. Por su parte, en el procesador AMD FX 8350 mueve sus núcleos a 4.0Ghz. En ese sentido, hasta el momento tenemos un procesador de 4 núcleos a 3.3Ghz (Intel) y otro de 8 núcleos que trabaja a 4.0Ghz (AMD).

Caché

La memoria caché es una sección suele ser pasada por alto, pero que marca un valor importantísimo en el potencial de un procesador. Para comprender de qué se trata la memoria caché, veamos los núcleos del procesador como el área en donde se están ejecutando miles de trabajos y la memoria caché como el área de espera de las tareas próximas a realizarse.

Esto quiere decir que a medida que esta sala de espera sea más grande, el procesamiento de datos será mucho más rápido. En el caso de los procesadores que venimos revisando, tenemos que el Intel i5 4590 incorpora 6MB de memoria caché, mientras que AMD FX 8350 brinda 8MB.

Consumo

Por último tenemos el consumo eléctrico del procesador, un dato importantísimo considerando que nos servirá posteriormente para determinar la fuente de alimentación que ocuparemos. Asimismo, existe una relación entre el rendimiento del procesador y el calor que genera, de manera que, debemos tomarlo en cuenta para cuando entremos en el área de refrigeración.

Si revisamos los procesadores antes mencionamos, podemos ver que el consumo del Intel i5 4590 es de 84W mientras que el del AMD FX 8350 es de 125W.

Preferencias vs Presupuesto

Conociendo los datos  principales en el área de procesadores, entramos en el punto álgido en donde debemos medir las preferencias que tenemos y también nuestro presupuesto. Si por ejemplo, necesitas ejecutar Adobe Premiere, puedes saber cuál de los dos procesadores presentes en los requisitos mínimos tiene mejor rendimiento, sin embargo, hay una diferencia importante en el precio de cada uno.

El mismo análisis puede aplicarse con todas las opciones de procesadores, siempre manejándolo en función a las actividades que necesitas realizar. Con nuestro procesador definido, en la siguiente entrega conocerás todo lo que necesitas para seleccionar la tarjeta madre correcta.

Más en TekCrispy