Los avances tecnológicos han aumentado la ubicuidad y utilidad de los dispositivos digitales, convirtiéndolos en una característica ineludible de la vida cotidiana. Por su facilidad de uso y costos accesibles, cada vez es mayor la cantidad de niños que puede acceder a estos dispositivos.

Pero, en la medida en que ha aumentado la proporción de tiempo que los niños invierten utilizando estos dispositivos digitales, también ha aumentado la preocupación por la relación de estos dispositivos con la salud mental y el funcionamiento psicosocial de los infantes.

Las empresas deben mejorar sus campañas de prevención del suicidio

Efecto positivo

Dada la ausencia de pruebas convincentes que vinculen la participación en la pantalla digital con el compromiso psicosocial, la orientación profesional y funcional que se brinda a los cuidadores y educadores ha sido moldeada predominantemente por un sentido de precaución que prioriza los límites de uso de pantallas digitales.

Los hallazgos del estudio podrían tener implicaciones en la forma en que se trata a la infancia moderna.

Pero los resultados de una reciente investigación realizada de manera conjunta por científicos de la Universidad de Oxford, la Universidad de Cardiff y la Universidad de Cambridge, muestran que niveles moderados de tiempo frente a una pantalla pueden tener un efecto positivo en el bienestar y la salud mental de los niños.

Para la investigación, el equipo analizó los datos de más de 35.000 niños y sus cuidadores, quienes completaron cuestionarios diseñados para determinar detalles sobre cuánto tiempo al día pasan los niños frente a una pantalla.

Este análisis reveló que los niños que pasan entre 1 y 2 horas al día involucrados en actividades televisivas o con dispositivos digitales, registraron una mayor probabilidad de tener mejores niveles de bienestar social y emocional que los no usuarios.

Menor a lo pensado

Más detalladamente, los investigadores encontraron que, en promedio, los niños pasan 1 hora y 41 minutos en actividades basadas en la televisión, como jugar y ver películas. Del mismo modo, los autores observaron que los niños pasan 1 hora y 53 minutos al día involucrados en actividades basadas en dispositivos portátiles como tabletas o teléfonos inteligentes.

Existe una preocupación por la posible influencia que el tiempo en pantalla pudiera tener en la salud mental y el funcionamiento psicosocial de los niños.

Adicionalmente, los investigadores evidenciaron que los niños pueden ver más hasta 4 horas de actividades televisivas y participar en  5 horas de actividades basadas en dispositivos portátiles antes de mostrar dificultades significativas de funcionamiento psicosocial.

La ansiedad se ha incrementado entre los jóvenes de Irlanda

Estos hallazgos muestran que la posible influencia de la participación en la pantalla digital es probablemente menor y más matizada de lo que muchos podrían esperar.

Sobre la base de estos resultados, los autores del estudio sugieren a quienes redactan las directrices para cuidadores, educadores y profesionales de la salud, considerar los hallazgos de esta investigación, así como las implicaciones que pudieran generar sobre la infancia moderna.

Referencia: How Much Is Too Much? Examining the Relationship Between Digital Screen Engagement and Psychosocial Functioning in a Confirmatory Cohort Study. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, 2019. http://dx.doi.org/10.1016/j.jaac.2019.06.017

Más en TekCrispy