Los rumores y la mala fama que llegaron a Facebook desde el escándalo del 2016, han sido una sombra que lo ha perseguido hasta la actualidad. Desde entonces, han sido muchas las acciones que han tomado para tratar de deslindarse de ese estigma.

Sin embargo, le ha sido particularmente complicado puesto que, desde ese momento, los conflictos y escándalos han estado siempre a la vuelta de la esquina. Algunos han sido de origen externo, pero muchos otros han nacido del corazón de la compañía.

Lo que, de algún modo, demuestra que esta no podrá estar tranquila hasta que se haga una verdadera revisión interna. Lastimosamente, por ahora aún parece que lo único que le interesa a la compañía es hacer reparaciones de la fachada.

Una sola capa de pintura nunca es tan gruesa

Con todos los problemas que se generaron debido a las acusaciones de intervención que Facebook recibió en las elecciones del 2016, no es raro que para el 2020 busque cómo cubrir su espalda.

No obstante, el problema real subyace en que las “soluciones” son únicamente superficiales. Para este caso, dejaron salir una nueva serie de políticas de anuncios que buscaban restringir y luego erradicar la aparición de ads fraudulentas en sus plataformas.

En un inicio, estas se veían como una buena alternativa. Sin embargo, pronto se vio que las reglas del juego no eran las mismas para todos.

A las pocas semanas, Facebook se encargó de dejar salir un comunicado que eximía a ciertas personas de tener que cumplir con estas normas. Acá estamos hablando de las personalidades pertenecientes a la vida política del país. Según las nuevas excepciones a las reglas, estos podrían liberar cualquier tipo de contenido en sus plataformas sin que este fuera previamente chequeado –un estándar que Facebook acabada de instaurar para contrarrestar la desinformación.

Facebook se mantiene firme en su posición

CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

A pesar de las múltiples quejas que estas excepciones han traído, la plataforma no ha hecho grandes cambios. Hasta este momento, las figuras públicas de la vida política cuentan con la libertad de postear cualquier tipo de información sin que esta sea verificada antes de subirla a la web.

Facebook ahora usa IA para regular proactivamente su contenido

Asimismo, la compañía ha recibido recientemente pagos millonarios por parte de la campaña electoral de Trump para que llene su página con ads que desacreditan a su contrincante electoral, Joe Biden. Bajo la excusa de que ellos no son nadie para coartar los mensajes de un discurso político, la compañía ha logrado hacer grandes cantidades de dinero.

Ahora, este último incidente ha generado tanto revuelo que la empresa se ha visto en la necesidad de ofrecer una respuesta. Pero, esta no ha afectado en lo más mínimo la posibilidad de esta para seguir obteniendo grandes ganancias a través de las ads.

Y tratan de dar una segunda capa…

Debido al problema que se presentó por la distribución de los datos falsos sobre Joe Biden, Facebook buscó una “solución intermedia”. Con ella, planean contar con páginas externas que orroboren la información que parece en los anuncios.

Posteriormente, estos podrán ser clasificados por la propia página como “Falsos” o “Parcialmente falsos” sin sacarlos directamente de circulación. Esto lo han presentado como la solución que les permitirá a las personas tener la libertad de decidir en qué creer y qué compartir. Por ahora, esta parece ser la única medida que tomará la compañía y que aparentemente le funcionará. Sin embargo, es cuestión de tiempo para que las personas elijan con más frecuencia no creer en esta plataforma y mudarse a medios más confiables.

Lastimosamente, los problemas que Facebook tiene con respecto a esta situación son mucho más profundos que la solución que proponen. Por ello, este nuevo pequeño arreglo de sus políticas está saliendo tan bien como tratar de pintar de blanco una pared naranja. Mientras la empresa no haga los verdaderos cambios necesarios que deben hacerse en su manejo interno y su modo de prosperar, sin importar cuántas capas apliquen, la pintura de estas terminará por desconcharse –más temprano que tarde.

Más en TekCrispy