Durante centurias hemos mirado al espacio y nos hemos impresionado por su inmensidad. Luego, los viajes al espacio nos hicieron sobrecogernos aún más al pensar en todo el universo que se extiende más allá de nuestro planeta.

Poco a poco, durante lo que se conoció como la carrera espacial el hombre fue llegando cada vez más lejos hasta que se alcanzó la que para entonces era la máxima meta: llegar a la luna. Desde entonces, el afán por estos mermó un poco, pero definitivamente nunca desapareció.

Paulatinamente se han diseñado nuevos y mejores equipos que han hecho de las misiones espaciales algo casi cotidiano. Ya que, a pesar de que son pocos los individuos que de verdad pueden realizarlas, la frecuencia de estas ha hecho que ya se vuelvan un hecho conocido por la sociedad.

En un principio, las tripulaciones que se embarcaban en estos viajes eran únicamente hombres. Por fortuna, con el paso del tiempo esto comenzó a cambiar y las mujeres también comenzaron a ser parte de estos equipos especializados.

La misión inició con ciertos tropiezos

A pesar de que la cantidad de mujeres que se unen a este nuevo mundo de investigación como lo son los viajes espaciales, la verdad es que la mayoría todavía la constituyen los hombres. Por ello, en muchos casos se ha hablado de que la NASA no les ofrece las mismas oportunidades a las mujeres que aspiran desempeñarse como astronautas.

En esta oportunidad, este tipo de comentarios se alzaron de nuevo luego de que la primera misión espacial tripulada por mujeres no pudiera salir en marzo de este año por problemas de equipamiento. Según se informó, para el momento solo disponían de un traje espacial de talla mediana.

Por ende, era imposible enviar a una tripulación que solo tuviera mujeres en el momento. En esa oportunidad se tuvo que desistir y enviar una mixta al espacio para que realizara las reparaciones pertinentes en la Estación Espacial Internacional. Ahora, meses más tarde, finalmente la NASA ha logrado cumplir con su cometido inicial.

Estados Unidos hace historia de nuevo

De izquierda a derecha: Christina Koch y Jessica Meir

Desde la llegada de la popular misión Apolo 11 a la Luna, los Estados Unidos no han dejado de trabajar en sus intentos por conocer más sobre el espacio. Sin embargo, ninguna de las misiones posteriores ha llegado a ser tan notoria como la anteriormente mencionada.

Ahora, la NASA nuevamente está dando pasos en la dirección correcta mientras se preparan para lanzar su primera misión a la Luna desde 1969. En esta ocasión, nuevamente han hecho historia a ser el país con la primera tripulación de solo mujeres en hacer una caminata espacial.

El equipo tenía la misión de hacer el reemplazo de unas baterías en el controlador de poder de la Estación Espacial Internacional. Para ello, las astronautas Christina Koch and Jessica, el viernes pasado se dieron a la tarea de salir equipadas con sus trajes espaciales para hacer el cambio.

“Bueno, esa es una vista” dijo una de las astronautas al salir al espacio y ver cómo el sol comenzaba a iluminar la superfície de la Tierra.

Apenas ambas estuvieron fuera de la nave, hicieron historia como el primer par de mujeres en hacer una caminata espacial. El evento ha desencadenado mucho revuelo e incluso el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha llamado a la estación espacial con la intensión de felicitarlas.

Ambas aceptaron los halagos, pero también aprovecharon la oportunidad para aclarar que ellas no eran las primeras hmujeres en el espacio y que, de hecho, ellas solo estaban siguiendo los pasos de todas aquellas que antes que ellas, se habían esforzado por llegar a donde estaban.

Ni siquiera el cielo es el límite

Para el próximo 2024, se espera que la misión Artemis –nombre de la hermana gemela de Apolo en la mitología griega–, compuesta de una tripulación mixta, llegue a la Luna nuevamente. Allí, el siguiente paso se dará cuando la primera mujer ponga sus pies sobre la superficie lunar.

Poco a poco, se espera que la llegada de las mujeres al espacio ya no tenga que ser celebrado porque se haya convertido en una “rutina” y un evento normal, según lo declarado por el administrador asociado de la NASA, Ken Bowersox.

Con esto, se ve que poco a poco las mujeres se están abriendo paso a un universo que, en un inicio, era solo de hombres. Así que, dentro de poco, se esperaría que sea posible ver una verdadera igualdad de condiciones y oportunidades en lo que a este ámbito se refiere.