La sinapsis es el lugar en el que se conectan las células nerviosas, y gracias a esta conexión es que podemos almacenar recuerdos en nuestro cerebro. Cuando recordamos algo, estos vínculos se alteran de tal forma que los recuerdos se actualicen para poder adaptarse a una nueva situación. Sin embargo, la ciencia aún no había podido determinar si este proceso en realidad estaba estrechamente relacionado con la edad.

Pero una nueva investigación abordada por especialistas de King’s College London y The Open University reveló que en efecto hay diferencias dramáticas en la forma en que se almacenan los recuerdos en la vez en comparación con la edad adulta. Y tal como indican en su publicación en Current Biology, estas diferencias implican que es mucho más difícil actualizar los recuerdos creados en la vez.

La edad no afecta la capacidad de crear nuevos recuerdos, pero…

Para esta investigación, se reunieron un grupo de ratones jóvenes y adultos jóvenes en una tarea de memoria que fueron entrenados para hacer una tarea de memoria. Por medio de esta, los autores observaron que en realidad la edad no tenía mayor influencia en la capacidad general para crear nuevos recuerdos.

Sin embargo, notaron diferencias significativas al comparar la sinapsis antes y después de la tarea de memoria entre los ratones más viejos y los más jóvenes, específicamente en la forma en que se creaban los recuerdos.

Los investigadores identificaron mecanismos completamente diferentes entre animales más viejos en comparación con los más jóvenes. Notaron también que en los ratones viejos era mucho más difícil aplicar los cambios sinápticos que permiten la modificación de los recuerdos comparados con ratones más jóvenes.

Y debido a que los procesos de almacenamiento de recuerdos son similares entre los mamíferos, hay una alta probabilidad de que estas observaciones en ratones jóvenes y mayores apliquen también para la formación de memoria en los seres humanos.

¿Por qué las mujeres sufren más de la enfermedad de Alzheimer que los hombres?

La creación de recuerdos no es igual en la juventud y en la vejez

Karl Peter Giese, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de King’s y autor principal de esta investigación explica que hasta ahora se pensaba que para que las personas mayores superaran sus problemas de memoria era necesario restaurar su capacidad de formar recuerdos a como ocurre en los jóvenes. Es por ello que seguramente hemos escuchado a hablar de los ejercicios de memoria en las personas mayores.

Pero las cosas no son tan fáciles. “Nuestros resultados dan una idea fundamental de cómo los procesos de memoria cambian con la edad. Descubrimos que, a diferencia de los ratones más jóvenes, los recuerdos en los ratones más viejos no se modificaron cuando se recordaron”, explica el autor, y continuó:

“Sin embargo, nuestros resultados sugieren que esto no es cierto, y que existe una diferencia biológica importante en cómo se almacenan los recuerdos en la vejez en comparación con la edad adulta”.

Según Giese, estos resultados pueden tener implicaciones para afecciones en las que la capacidad de recordar es un problema, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Y esto a causa de que la muchos tratamientos para esta condición consisten en confrontar y modificar los recuerdos traumáticos, pero puede que estemos en la ruta equivocada.

Referencia:

Multi-input Synapses, but Not LTP-Strengthened Synapses, Correlate with Hippocampal Memory Storage in Aged Mice. https://doi.org/10.1016/j.cub.2019.08.064

Más en TekCrispy