De nuevo Netflix se encuentra en el ojo del huracán, luego de ser demandado por dos de los abogados de la firma legal panameña –actualmente disuelta– Mossack Fonseca & Co. quienes alegan que la plataforma ha difamado y violado una marca registrada con su producción ‘The Laundromat’. ¿Cuál es esa marca? Los Papeles de Panamá.

Antes de hablar de la ironía del asunto: que los representantes de los Panama Papers presenten una demanda a un servicio streaming por “difamación” de su “marca”, debemos introducirles un poco a ‘The Laundromat’. No ha sido de las producciones más comentadas en las últimas semana, pero la cinta se centra en la noticia de los papeles panameños que tanto dieron de qué hablar y no solo cuenta con la dirección de Steven Soderbergh sino que está protagonizada por la nominada al Óscar, Meryl Streep.

La producción de Soderbergh se estrenó en el Festival de Cine de Venecia –sí, así como el ‘Joker’, así que podrán imaginarse por qué no hemos escuchado mucho de ella– y siguió su carrera internacional al llegar al Festival de Cine de Toronto. Lo impresionante de todo esto, es que la demanda llega días antes del estreno de la película en Netflix (18 de octubre).

‘The Laundromat’ es la historia de una viuda que se dispone a perseguir un fraude legal ejecutado por Mossack Fonseca & Co. donde Antonio Banderas y Gary Oldman interpretan a Jürgen Mossack y Ramón Fonseca –aka, los dos controversiales abogados que han demandado a la plataforma–. La demanda fue introducida ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Connecticut.

Evidentemente, todo esto suena a chiste, sobre todo porque el caso de los Papeles de Panamá fue una de las mayores filtraciones de datos e información, hasta el momento, donde 11.5 millones de documentos de la firma de abogados en cuestión dejaron al aire una cantidad de información financiera relacionada con distintos individuos de “poder” y funcionarios públicos.

Sin embargo, para Mossack y Fonseca aseguran que tanto “el tráiler como la película del acusado claramente difamaron a los demandantes y los expusieron a la falsa luz de la criminalidad”. Sí, esto es en serio. Netflix, por su parte, no ha respondido nada ante la demanda, y creemos que tampoco es lo primero en su lista de prioridades actualmente.