En comparación con los hombres, las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia.

La demencia es una enfermedad que afecta a 50 millones de personas en todo el mundo, de las cuales unas tres cuartas partes han reportado síntomas neuropsiquiátricos como agresión, agitación y ansiedad, que la hacen mucho más difícil de sobrellevar tanto para ellos como para sus cuidadores.

Y cuando hablamos de trastornos psiquiátricos, solemos pensar en tratamientos basados en fármacos. Sin embargo, una nueva investigación publicada en Annals of Internal Medicine revela que la en lugar de saturar a los pacientes con demencia con medicación, alternativas como actividades al aire libre, masajes y terapia táctil pueden ser más efectivas en algunos casos.

Las actividades al aire libre son eficaces

Un equipo de investigadores dirigidos por Jennifer Watt, investigadora del Instituto de Conocimiento Li Ka Shing de St. Michael’s Hospital ubicó a 12 socios de atención de la demencia para obtener los resultados de estudios basados en los síntomas neuropsiquiátricos típicos de la enfermedad.

En algunos casos, las actividades al aire libre resultaron más eficaces que los medicamentos para tratar la agresividad en pacientes con demencia.

Identificaron 163 ensayos controlados aleatorios que reunieron un total de 23,143 personas con demencia en las que se evaluaron tratamientos farmacológico y no farmacológicos para tratar los síntomas de agresividad y agitación resultantes del trastorno.

La revisión sistemática reveló que las intervenciones no farmacológicas como las actividades al aire libre fueron más clínicamente efectivas que la administración de medicamentos antipsicóticos como tratamiento para la agresión física en los pacientes que sufrían demencia.

Pero además de las actividades al aire libre para tratar la agresividad, se observó que la agitación física, el masaje y la terapia táctil resultaron más eficaces para mejorar el síntoma en comparación con la atención habitual o el apoyo del cuidador.

“Este estudio nos muestra que la atención multidisciplinaria es eficaz y que es consistente con un enfoque de atención centrado en la persona. Apunta a la evidencia del beneficio de apoyar equipos multidisciplinarios que brindan atención a pacientes en la comunidad y en hogares de ancianos”.

No existe un tratamiento único para todos los pacientes

Ahora bien, aunque el estudio se basa en la comparación de los dos tipos de tratamientos, los autores reconocen que no existe una solución única aplicable a todos los pacientes que presenten estos síntomas al padecer demencia.

En su lugar, destacan que el tratamiento debe escogerse de acuerdo a la condición de cada paciente. Pero tal como indica Sharon Straus, directora del Programa de Traducción del Conocimiento en St. Michael’s Hospital, “este estudio arroja luz sobre la oportunidad de considerar priorizar diferentes tipos de intervenciones para la agresión y la agitación cuando sea apropiado”.

Hasta ahora, no había ensayos controlados aleatorios directos que compararan la eficacia de ambos tipos de tratamientos. Sin embargo, estos hallazgos comprenden un nuevo criterio para decidir entre medicamentos u otro tipo de terapia.

Referencia:

Comparative Efficacy of Interventions for Aggressive and Agitated Behaviors in Dementia: A Systematic Review and Network Meta-analysis. https://annals.org/aim/article-abstract/2753018/comparative-efficacy-interventions-aggressive-agitated-behaviors-dementia-systematic-review-network