Las plantas son formas de vida fascinantes y totalmente necesarias para mantener el equilibrio en nuestro planeta y permitir la existencia de animales y, por supuesto, de los derrochadores seres humanos.

Contrario a lo que muchos creen, las plantas no necesitan de caricias y reaccionan negativamente ante ellas. De hecho, tampoco tienen sentimientos. Y a pesar de que no se ha encontrado un sistema neurológico en ellas, estas parecen reaccionar ante los sonidos.

El hecho es que aunque son abundantes en nuestro planeta, en realidad es poco lo que se sabe sobre ellas. Pero ahora una nueva investigación publicada en la revista Current Biology ha arrojado un hallazgo muy curioso: las plantas pueden comunicarse entre ellas cuando las plagas las atacan.

Compuestos orgánicos volátiles en las plantas

Las plantas emplean compuestos orgánicos volátiles para transferir información a otros organismos, los cuales también tienen peso en muchas interacciones ecológicas. Las plantas parecen modificar la emisión de estos compuestos cuando son atacadas por plagas, como insectos hervíboros para alertar a sus similares y que estas puedan preparar sus propias defensas contra sus ataques.

Sin embargo, aún no está claro el mecanismo bajo el que este intercambio de información es beneficioso para las plantas emisoras, y por lo tanto, si la selección por herbívoros afecta la evolución de dicha señalización de COV.

Las plantas se transmiten información

Andre Kessler, profesor de ecología y biología evolutiva en Cornell y sus colegas tomaron como referencia para su estudio a Solidago altissima, conocida también como la vara de oro de Canadá o la vara de oro tardía, una especie común en gran parte de Canadá, Estados Unidos y el norte de México. Observaron con cuidado la planta y monitorearon el impacto que tenía la actividad cercana de un herbívoro específico, el escarabajo de la hoja de vara de oro.

“Lo que vemos muy a menudo cuando las plantas son atacadas por patógenos o herbívoros es que cambian su metabolismo”, dijo Kessler. “Pero no es un cambio aleatorio; de hecho, esos cambios químicos y metabólicos también los están ayudando a hacer frente a esos atacantes. Es muy parecido a nuestro sistema inmunitario: aunque las plantas no tienen anticuerpos como nosotros, pueden defenderse con bastante química desagradable”.

El estudio encontró que las plantas en efecto utilizan los compuestos orgánicos volátilles en el aire para enviar mensajes a sus vecinas, un mecanismo que Kessler ha denominado “comunicación de canal abierto”. Cuando las plantas son atacadas por plagas, sus olores se vuelven más similares, algo que es detectable en dichos productos químicos.

“Entonces, convergen en el mismo idioma, o las mismas señales de advertencia, para compartir la información libremente. El intercambio de información se vuelve independiente de cuán estrechamente relacionada esté la planta con su vecino”.

Los compuestos volátiles pueden llevar la defensa

Así también, las plantas vecinas son capaces de detectar los compuestos orgánicos volátiles emitidos por las otras, que interpretan como una señal de advertencia de un peligro. De esta forma, empiezan a prepararse ante la posibilidad de que les toque a ellas lidiar con el herbívoro.

Lo más impresionante es que dichos químicos pueden incluir incluso herramientas para que las vecinas puedan defenderse. Por ejemplo, algunos compuestos volátiles orgánicos pueden servir para atraer a los predadores, o parasitoides, que se acercan y terminan matándolo y evitando el daño a la planta.

De modo que, tal como indican los autores en su documento:

“La herbivoría puede impulsar la evolución de la comunicación planta-planta mediante la inducción de señales en el aire y sugerimos que las plantas sean un sistema modelo para comprender el intercambio de información y la comunicación entre los organismos en general”.

Se trata de un descubrimiento especialmente importante que puede tener aplicaciones prácticas, especialmente en el sector agrícola a nivel mundial. En lugar del uso de insecticidas, podría aplicarse esta misma interacción entre plantas para proteger los cultivos inclusos en sistemas de cultivo intercalados.

Referencia:

Insect Herbivory Selects for Volatile-mediated Plant-Plant Communication, Current Biology (2019). http://DOI: 10.1016/j.cub.2019.08.011