Investigaciones han demostrado que “dejarse llevar por el ejercicio” tiene un efecto positivo en el pensamiento creativo.

Correr es uno de los deportes más extendidos en todo el mundo, y también uno de los que nos pueden hacer salir de nuestros encierros y acercarnos a la naturaleza, abarcando así dos aspectos muy importantes para una vida saludable, además de mantener nuestra condición física.

Sin embargo, como con todo, hay que intentar ser eficientes al hacerlo. No es la actividad más idónea si lo que se quiere es crear músculo, pero sí queremos perfeccionarnos en dicho ejercicio, una investigación reciente parece haber arrojado la solución.

Irónicamente no fue un médico quien la abordó, sino Elliot Hawkes, un ingeniero mecánico de UC Santa Barbara, quien propuso trotar con una banda de resistencia entre los pies para mejorar la eficiencia al correr en aproximadamente un 6.4 por ciento. Su artículo aparece en el Journal of Experimental Biology.

Corriendo se pierde demasiada energía

Hawkes sostiene que “al correr, la energía se desperdicia”, y esto es algo corroborado por numerosos estudios científicos. De hecho, si nuestro objetivo es quemar grasa y perder peso, en la actualidad se recomiendan los ejercicios de resistencia puesto que favorecen la formación de músculo, que a la larga nos ayuda a mantenernos.

Sí, corriendo se queman muchas calorías, pero si se practica con fines deportivos, es probable que ser más veloces es una de las metas. Hawkes explica que por cada 10 calorías quemadas, se necesita menos de una caloría para mantener nuestra velocidad constante. Mientras que las otras nueve calorías son empleadas por nuestro cuerpo para evitar que nos caigamos, así como para frenar y acelerar cuando sea necesario.

El ingeniero se percató de ello mientra andaba en bicicleta en el Golden Gate Park de San Francisco en una pista de ciclismo concéntrica con una pista de atletismo:

“Fue un desafío interesante porque, como ingeniero, cuando ves un sistema muy ineficiente, piensas: ‘Oh, Dios, eso es realmente malo; tiene que haber algo de fruta que lo mejore un poco'”.

Que balancear las piernas no nos canse tanto

Irónicamente, atar una banda de resistencia entre nuestros pies puede hacernos más eficientes al correr.

Hawkes y sus colegas de la Universidad de Standford estudiaron la situación con detalle y plantearon la idea de ahorrar un poco de energía en el trabajo de balancear las piernas, el cual en lugar de hacerse con los músculos, podría delegarse a un tipo de mecanismo de resorte que facilitara la tarea.

Entonces usaron como banda una pieza de tubo quirúrgico, cortada a aproximadamente el 25 por ciento de la longitud de la pierna, haciendola lo suficientemente larga “para que no aplique fuerzas cuando el los pies se cruzan y no se rompen cuando los pies están muy separados, pero lo suficientemente cortos como para que no se enreden cuando los pies se cruzan”.

“Comenzamos por las rodillas, pero al final colocamos la banda en los zapatos. Es más fácil ponerlo en los zapatos, y es más cómodo: con las rodillas, la banda te frota de manera divertida”.

Mayor eficiencia sin riesgo de tropiezo

Entonces procedieron a hacer las pruebas, basadas únicamente en la mejora de la resistencia. La superficie para correr era consistentemente plana y nivelada. Los 19 sujetos que probaron el método se sintieron cómodos usando la banda casi al instante, y sorprendentemente ninguno tropezó. Además, recortar el “exotendón” en los zapatos también optimiza el funcionamiento de la banda, más que ubicarla más arriba en las piernas.

El ingeniero explica que la banda creó las condiciones necesarias para balancear las piernas, haciendo que los pasos fueran más cortos con mayor frecuencia, lo que también redujo la cantidad de energía necesaria para soportar el peso del cuerpo en cada impacto con el suelo. Todo en conjunto favorece el ahorro de energía y hace a los corredores más resistentes, sintiéndose ligeros y rápidos.

“En realidad reduce el esfuerzo de ‘rebotar’ durante la postura. Naturalmente, la gente corre a los 90 pasos por minuto. Si pudiera dar pasos más cortos y rápidos, reduciría la energía requerida para rebotar, pero se necesita mucha más energía para balancear las piernas tan rápido, por lo que naturalmente no lo hace. Sin embargo, la banda elimina este costo por el balanceo de las piernas, lo que significa que puede dar fácilmente 100 pasos por minuto, reduciendo la energía requerida para rebotar”.

Hawkes resaltó que las pruebas confirmaron una mejora de la eficiencia al correr evitando la pérdida de energía innecesariamente, pero no asegura que los velocistas obtengan beneficios similares usando esta banda. De hecho, es probable que tampoco haya un efecto perpetuo por su empleo. Después de retirar la banda, los corredores retomaron su modo de correr y su eficiencia regulares.

Referencia:

Connecting the legs with a spring improves human running economy. https://jeb.biologists.org/content/222/17/jeb202895#sec-2